Bajo reserva

Caminar en la misma dirección

Nos contaron que ante la gran demanda de aspirantes a ingresar a las universidades públicas queretanas de corte tecnológico, los rectores de dichas universidades como la Universidad Tecnológica del Estado de Querétaro, la Universidad Aeronáutica de Querétaro, el Tecnológico Regional, la Universidad Tecnológica de Corregidora, Tecnológico de Santa Rosa Jáuregui y la Politécnica de Querétaro, bajo las indicaciones del secretario de Educación, Alfredo Botello Montes, han iniciado las reuniones para encaminar la oferta de educación y consolidarla con calidad. Entre los primeros objetivos, el principal, dicen, es que las estrategias de educación dejen de ser focales y que todas las instituciones pertenecientes al estado vayan encaminados en la misma dirección y con una sola estrategia para abatir la demanda de queretanos por ingresar a una universidad.

 

Posibles cambios

En los corrillos de los miembros de la Cámara Nacional de Comercio, Querétaro, se ha comenzado a decir que existen grupos divididos con el accionar de su actual presidente, Manuel Ruiz López. Señalan algunos que el principal motivo del desacuerdo es que no ha podido concretar los diversos compromisos de campaña, por lo que se ha rumorado la posibilidad de quitarlo del cargo que ostentó desde el mes de febrero de este mismo año.

 

Riesgo estudiantil

Desde la administración estatal pasada, existieron innumerables voces que indicaban una zona de riesgo latente en el sur-poniente de la ciudad. Y es que todos los días, miembros de una comunidad estudiantil que acuden a una universidad particular ponen en riesgo sus vidas para poder cruzar los carriles del libramiento que lleva del Centro Cívico a Santa Bárbara. Es el colmo que a la misma altura que se reporta el cruce de los peatones, a un lado de la vía se encuentran las piezas del puente que un día, algún gobierno, intentó construir. ¿Tendrá que pasar una desgracia para que la autoridad se decida a edificar el puente?

 

Franeleros sin orden

Sucede que, cada que se realiza un evento en la plaza de toros Santa María, la gente que ya no encuentra un espacio de estacionamiento alrededor del coso de la colonia El Jacal, tienen que dejar sus autos en los espacios que una cadena comercial y de hamburguesas tiene contemplada para sus clientes a una cuadra de la plaza. Lo peor de todo, y ya lo hemos consignado en esta columna, es que, nos dicen, a pesar de que es propiedad privada, no hay autoridad que regule a los famosos viene, viene. Simplemente ellos ponen sus propias tarifas de hasta cincuenta pesos. ¿Quién los pone en orden?

Comentarios