Bajo reserva

EL ALCALDE de Querétaro, Roberto Loyola Vera, puso en duda que los presidentes de los municipios conurbados, Antonio Zapata Guerrero de Corregidora y Enrique Vega Carriles de El Marqués, realmente procedan de manera legal contra ex funcionarios públicos de ambas municipalidades, a quienes han señalado como responsables de probable manejo irregular de los recursos públicos. Pueden pensarlo pero quiero ver que lo hagan, nos dicen que comentó Loyola Vera, cuya administración, por cierto, no ha revelado irregularidades de sus antecesores.

LA BUENA noticia es que hoy martes, los integrantes del Consejo Municipal de Comercio sostendrán su primera sesión. Según nos platican, es el primer consejo integrado por ciudadanos que realmente se pone a trabajar. Sabemos, incluso, que en esta reunión los empresarios que forman parte del organismo solicitarán al presidente municipal, Roberto Loyola Vera que su gobierno brinde más apoyos al comercio establecido, el que sí paga impuestos y que no bloquea calles. Es decir, cuestionarán el crecimiento del ambulantaje en la ciudad capital del estado.

UNA SEMANA terrible pasó el secretario de Desarrollo Social del municipio de Querétaro, Erik Osornio Medina. El lunes, hace 8 días, declaró que en el municipio había 26 mil personas en pobreza extrema pero que la capital estatal no entraría a la cruzada contra el hambre. El martes invitó a los reporteros a su oficina para puntualizar: son pobres pero no en extremo. Un día después, el alcalde Loyola lo contradijo pues aseguró que sí había pobreza extrema en la capital, y que sí entraría el municipio a la cruzada. Ayer lunes, Erik rectificó: sí hay pobres y son 142 mil.

CON LA DECISIÓN del diputado David Dorantes Reséndiz de abandonar las filas de Nueva Alianza para sumarse al Partido Revolucionario Institucional, este último instituto suma 10 integrantes en su grupo parlamentario, cifra similar a la que tiene el Partido Acción Nacional. Lo singular del caso es que Dorantes Reséndiz aseguró que cambiaba de partido no por diferencias ideológicas ni por problemas con su ahora ex partido político. El cambio se debió, dijo, a cuestiones exclusivamente personales. Nos dicen que otro legislador local anda tramando un cambio similar.

FABIÁN Pineda Morales, alcalde de San Juan del Río, se sumó a la lista de gobernantes que quieren que el tren rápido que correrá de la estación de Buenavista en el DF, a la estación de El Marqués, tenga una estación en su localidad. De ser así, este municipio tendría beneficios económicos y turísticos. La semana pasada, los gobernadores de Guanajuato y Jalisco, Miguel Márquez y Emilio González, respectivamente, solicitaron lo mismo: que este sistema de transporte tenga estaciones en las ciudades de León y Guadalajara. Es la sensación este tren.

Comentarios