24 / julio / 2021 | 00:27 hrs.

Autos seminuevos: una alternativa en época de crisis

Arturo Maximiliano García

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público confirmó algo que era un rumor a voces, las expectativas de crecimiento de la economía mexicana se ajustaron a la baja con 3.9 % pronosticado a principios de 2014, a 2.7 % de acuerdo al anuncio hecho por la autoridad fiscal.

Esta situación es resentida en varios sectores, uno de ellos el sector automotriz donde las ventas de carros nuevos han bajado en relación a las ventas para el mismo periodo en 2013.

En efecto la situación económica ha hecho que los consumidores la piensen dos veces para hacer un gasto en cosas como coches, que en la economía se les conoce como bienes duraderos, siendo éstos lo que más recienten los momentos de lento crecimiento económico.

Sin embargo, las actuales condiciones económicas han dado lugar a la consolidación de un nuevo mercado para las agencias de armadoras de carros nuevos: la venta de autos usados o también denominados de manera más atractiva y comercial como seminuevos.

¿Cuáles son, en principio, algunas de las ventajas de estos seminuevos que podemos comprar directamente en las agencias de autos? Pues en primer lugar cuentan con una serie de certificaciones y garantías que los hacen muy atractivos, además con otra ventaja que es que cuentan con documentación en regla de automóviles que en la gran mayoría de las ocasiones han tenido un solo dueño.

Por otro lado, son autos que mecánicamente son carros que han pasado por una serie de revisiones mecánicas y técnicas que permiten, precisamente, otorgar garantías comúnmente por un año sobre las mismas unidades para sus nuevos dueños.

Así los seminuevos presentan ventajas distintas a los carros nuevos que es valioso considerar si tienes la necesidad de comprar un auto y en este momento un vehículo con cero kilómetros no está en tu rango de posibilidades.

Otros temas a considerar son: un auto seminuevo de agencia es una compra que se basa en los principios básicos del consumo, uno de ellos es el de comparar alternativas de acuerdo a elementos como rendimiento de gasolina, costo de los servicios, valor de reventa y costo del seguro, mismo que recuerda será obligatorio a partir de este año si quieres circular en carreteras federales.

Un seminuevo, como su nombre lo dice, no es un carro nuevo, esto implica que a pesar de las ventajas que puede tener, algún desgaste tendrá. Fíjate que esos desgastes no te generen costos adicionales a corto plazo. Un pequeño rayón casi imperceptible, alguna pequeña mancha en la tela o piel no serán necesariamente una situación que te implique repararla, pero si lo puede ser algún desgaste en las llantas. Las agencias de carros nuevos que han abierto el segmento de seminuevos tratan de vender autos en muy buenas condiciones pero siempre será necesario tu revisión de los detalles que pudieran determinar el comprarlo o no.

Pregunta a la agencia si adicionalmente a la garantía que te ofrecen se puede obtener una garantía extendida a otros años adicionales. Quizá sea una inversión conveniente y estarás más tranquilo con la decisión de comprar un seminuevo, situación que muchas veces nos deja la duda si no habrá un vicio oculto en el funcionamiento del coche.

La economía necesita que, tanto el mercado de autos nuevos como el de usados, tenga un buen movimiento, pero si hoy tus ingresos no te dan la oportunidad de sacar tu carro nuevo de la agencia, ¿por qué no preguntar por los seminuevos?

*Abogado con Maestría en Políticas Públicas y Especialidad en Finanzas. Universidad del Sur de California.

Comentarios