Autonomía sin demagogia | Querétaro

Autonomía sin demagogia

Guillermo Tamborrel

No hay duda que todo gobierno requiere de información veraz y oportuna sobre la forma en la que viven sus gobernados para entonces poder elaborar los diagnósticos correctos, y de ahí partir para diseñar e implementar las estrategias de gobierno que finalmente lleven a que la población alcance mayores condiciones de bienestar. Si la información es errónea, sesgada o manipulada seguramente las decisiones serán equivocadas y la población, sobre todo los grupos en mayor vulnerabilidad, serán severamente afectados.

Por lo anterior se hace INDISPENSABLE que la información recabada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) sea, primero verdadera o real y segundo que sea completa y oportuna. De ahí que sea prioritario que el Inegi cuente con: 1) El presupuesto necesario para recabar y procesar toda la información necesaria (poner no solo un alto a los recortes de los últimos años sino otorgar un mayor presupuesto) 2) Personal altamente calificado en la materia (basta de correr a quienes no se someten a los caprichos presidenciales) 3) Factor fundamental; que su operación sea 100 % autónoma.

Aún y cuando los tres factores son muy importantes me quiero referir al tercero de ellos, el de la autonomía. Baste señalar que si la información que se recaba o la que se difunde no es verídica y oportuna  (levantada y procesada con rigor científico) u obedece a intereses políticos del gobierno en turno entonces, y como ya lo mencioné, los diagnósticos serán equivocados y las medidas para atender los problemas nacionales también serán equivocadas.  En suma, un Inegi al servicio “político” del gobierno no solo no sirve al país sino que lo daña profundamente.

Fuente de los Deseos: le deseo a la Dra. Graciela Márquez Colín, quien el pasado 1 de enero se estreno como Presidenta del Inegi, el mayor de los éxitos. Hago votos para que logre el incremento necesario en el presupuesto requerido para recabar y procesar la información que el bienestar de México demanda ya que personal altamente capacitado y profesional ya lo tiene en el Instituto. En lo que se refiere a la autonomía baste señalar que confío en la Dra Márquez, en su calidad profesional, integridad y dignidad, así como en su amor a México de tal forma que asumo sabrá conducir al Inegi con plena autonomía y sin demagogia. De no ser así habremos, muchos, de reclamarlo. 

Comisionado del (CECA). 
@TAMBORRELmx

Comentarios