11/02/2019
06:37
-A +A

Hace unos días decidí hacer un cuestionamiento público en mi cuenta de Twitter: ¿Qué está haciendo mal la oposición?

La pregunta lanzada generó mucha polémica y ha dado para muchos temas de conversación; no faltó el clásico troleo, aunque también hubo opiniones serias, que son las que rescato justamente por la riqueza del contenido y el sentido de congruencia que se han vertido en torno al tema.

A nadie escapa el hecho de que las redes sociales han dinamizado la comunicación como no se había visto antes, hoy, para bien y para mal, la interacción entre la sociedad y los actores de gobierno y representantes populares esta al alcance de todos.

Tampoco es ajeno para nadie, el hecho de que la clase política que formamos parte de Acción Nacional, hemos dejado de lado la capacidad que antes nos distinguía de ser autocríticos; hemos gobernado y a la par, hemos perdido algunas de las mejores cualidades que nos distinguían como oposición, en momentos en los que incluso, ser oposición significaba riesgos para la integridad de las personas; hoy, poco o nada, quedan de eso que en antaño caracterizaba al panismo.

Atreverse a preguntar, también conlleva riesgos que algunos, estiman innecesarios, pero aceptando la verdad manifiesta en algunas de las opiniones más valiosas y en las que quiero reparar, creo que, en efecto, debemos de comenzar por ser, lo suficientemente humildes para reconocer los errores que se han cometido en el andar, tanto como gobierno y en la oposición, como legisladores.

Comparto y hago mía, la proposición de que el trabajo del PAN como oposición, no debe centrarse en tratar de desacreditar toda propuesta o iniciativa del actual gobierno solo porque proviene de este, no obstante, ello tampoco implica el tener que suscribir un cheque en blanco, los panistas no debemos de convertirnos en “opositodo”, ni en “abucheadores” profesionales, como tampoco debemos de ser focas que todo lo aplaudan.

Suscribe Antonio Cervantes (@acervantesv) que "Hasta que alguien hace la pregunta adecuada. Hacer una oposición basada en buscar errores del gobierno los aísla de la población en general. Sin olvidar que la actual oposición se le relaciona a muchos de los males del país”; preguntar es válido si se tiene el ánimo de atender todo lo que te responden, para bien o para mal, aguantar vara como se dice en el argot; si no es así, el cuestionamiento público pierde toda razón de ser y el ejercicio de introspección se queda completamente fuera de la realidad.

Comparto también, la idea expresada de que los panistas no debemos hacer una oposición basada en buscar errores del gobierno, porque eso conlleva no sólo a juicios erróneos porque nuestra perspectiva es distinta, también a minimizar los logros, nada es blanco o negro, existe una gran variedad de grises.

Ahora bien, estamos en la obligación de entender y no olvidar, que al panismo, como parte de la actual oposición que hoy converge en los órganos de representación, algunos segmentos de la población nos relaciona con muchos de los males actuales del país, aunque la aseveración no sea completamente cierta, pero definitivamente, elementos no le faltan para arribar a este tipo de consideraciones. 

Sin embargo, tampoco podemos mostrarnos sumisos a, quienes hoy como gobierno se duelen porque piensan que el PAN viene desplegando una oposición sistémica desde su propia visión de gobierno sin entender la Nueva Visión que el gobierno plantea y la ciudadanía acepta, esa es justamente la riqueza de una democracia, en la que, se contrasten tanto las ideas, pero también las formas de gobernar, pues nunca, en ninguna democracia se ha planteado el sometimiento de las fuerzas políticas de oposición ante el advenimiento de un nuevo gobierno, como no sea a la fuerza y en todo caso se estaría hablando de cualquier cosa, pero menos de una democracia.

Sin embargo, debo de reconocer, que a nuestras críticas les ha faltado más sentido constructivo, cada uno de nuestros señalamientos debe ir acompañado de una propuesta, que complemente o convenza con argumentos sólidos y desde una perspectiva ciudadana, porque es a la sociedad en su conjunto a quien tenemos que rendirles cuentas, hayan votado por el PAN o no.

Destaco también, las proposiciones de @mdelgad2011 quien apunta "Debería haber una oposición autocrítica, sería, inteligente, que proponga cosas viables, con vergüenza, decencia, memoria histórica, que no caiga en chismes baratos, guerras sucias y campañas de odio, que denuncie al clasismo, racismo, la intolerancia y a la mentira."; así como la de @lalobermudez quien dice "En mi opinión lo que están haciendo mal es definir su enfoque. La tarea de la oposición no es hacer que la gente desapruebe las acciones del gobierno, y menos desde la trinchera de las redes sociales."

Si algo le ha faltado al PAN de hoy, es la autocrítica. No nos hemos detenido a analizar, de manera seria, profunda, humilde e incluyentes de todos los grupos a su interior, los acontecimientos que nos han llevado hasta esta posición; si no hacemos este análisis no podremos enmendar nuestros múltiples errores y peor aún, no podremos retomar el rumbo que nos acerque con la ciudadanía.

No podemos mantener los ojos cerrados y creer que no estamos desdibujados como oposición, alargar la etapa de negación sobre ese hecho real, conlleva un alto riesgo.

Atreverse a preguntar... ¡siempre valdrá la pena!

Comentarios