AMLO lucra con la desgracia de los damnificados

Héctor Parra Rodríguez

Para el FONDEN se programaron 3 mil, 353 millones de pesos, mientras que, para el Fondo de Prevención de Desastres Naturales, se habían destinado 647 millones de pesos. Además, el presidente de la República se quedó con el dinero de los 109 fideicomisos que “desaparecieron” los legisladores, cuyo monto ascendió a 68 mil, 478 millones, 123 mil, 839 pesos. Razón por la que AMLO asegura no existe límite alguno para apoyar a los damnificados de los desastres naturales: le sobra dinero. 
 
El apoyo material no llega, mucho menos el económico es entregado a los damnificados, dado el vacío de normatividad para brindar con prontitud los recursos a los afectados, sea por inundaciones, por lluvias o por el temblor. El presidente ofrece, promete, pero no cumple. Al no existir normatividad todo es improvisación, aunque AMLO tenga dinero de sobra en su partida secreta, partida que no pasa por la aprobación de la Legislatura Federal. 
 
El 9 de diciembre pasado el Ejecutivo publicó en el Diario Oficial de la Federación, la programación para la entrega de los más de 6 billones de pesos aprobados en el presupuesto de egresos; en la tabla para la entrega de recursos no hay partida presupuestal para apoyo a damnificados. Luego entonces de forma discrecional el presidente obtiene y reparte recursos sin regla alguna. Lo “burocrático” es hacer llegar los apoyos a los damnificados de manera pronta y expedita. López justifica la tardanza a razón del trabajo de los censos. 
 
Con los fideicomisos existía normatividad, mecanismos, orden para apoyar a los damnificados en casos de desastres naturales. Hoy no existe criterio alguno, todo depende de la voluntad del presidente. A eso le apostó por la desaparición de los fideicomisos. Que los beneficiados agradezcan a López Obrador los recursos que reciban y no se pierda en el anonimato el apoyo personal del presidente. Todo tiene sentido y fin político, lucra con la desgracia de miles de mexicanos; nunca demostró la existencia de la supuesta corrupción en los fideicomisos, el truco le funcionó.

Comentarios