Amigo date cuenta… Los hombres también sufren por amor

Gloria Villalobos Corral

Gerardo llegó a mi consultorio con la cara desencajada, el rostro pálido. Se notaba a leguas que tenía un par de días sin bañarse y quizá sin comer. Se sentó encorvado en el diván y después de chasquear sus dientes empezó a hablar en un volumen casi imperceptible. Luego guardó un largo silencio y de pronto comenzó a llorar desconsolado: 

—¡No puedo vivir sin ella, pero me ha lastimado mucho!— 
—¿Cómo?— cuestioné, intentando hacerlo reflexionar—
Y apenado, se encorvó más y enlistó todas las penurias que había tenido que pasar, luego levantó un poco la mirada y me dijo:
—¿doy pena, verdad? Me siento un idiota, intenté resolver solo este embrollo, pero no pude, me hundía más y más, por eso estoy aquí… Ayúdeme.— 

Estamos acostumbrados a resolver por lo regular tragedias amorosas femeninas, y por cultura nos cuesta trabajo ver a un hombre sufrir penas de amores, sin embargo, sufren igual que las damas, veamos algunas razones: 

—A los varones por lo general les cuesta expresar sus emociones, sobre todo de manera verbal, contrario a las damas, quienes en sus amigas tienen una red de apoyo importante.  Ellos prefieren ocuparse de manera activa evadiendo con esto el dolor de la separación o vivir el duelo en solitario. 
—Si la razón de la ruptura amorosa fue por otra persona, como seres competitivos se sienten fracasados o burlados socialmente, y si no fue por otra persona, siente que no fueron ni serán suficientes para ninguna otra persona que llegue a su vida. 
—A los hombres les cuesta más vivir solos. Por increíble que parezca, suelen ser más dependientes emocionalmente que las mujeres, por lo que en ocasiones pasan de una relación a otra sin vivir su duelo de manera adecuada, dejándose llevar solamente por el sentimiento de dolor temporal y resolviéndolo desde la carencia y el vacío que sienten, y no desde el aprendizaje. 
—Para los hombres, vivir en pareja representa sentirse valorados, admirados y acompañados. 
—Los varones son más propensos a las adicciones, buscando con éstas acallar sus emociones, poniendo en riesgo su integridad física y emocional. 

No solo las mujeres sufren por amor, también existen hombres que padecen en silencio relaciones tóxicas o de agresividad física, verbal o psicológica. Y como a las mujeres, el consejo es identificar que esa relación no te aporta nada y que con valentía salgan de ella… Por favor amigo, date cuenta, ámate y valórate. 
Gracias por darte el tiempo de leer mi columna. Sigo al pendiente de tus comentarios y sugerencias, ¿qué tema te gustaría que abordara? Exprésate, para mí, es un placer compartir contigo… Linda vida. Puedes enviar un WhatsApp al 9982412230, dejar tu comentario en mi página de Facebook “Aprendiendo a Vivir” o www.gloriavillalobos.com  o en la página de EL UNIVERSAL. 


Frases para trabajar esta semana 

“Atraigo a mi vida personas maravillosas”

 

Recomendaciones de libros que pudieran ayudar en el tema que estamos trabajando.

—Amarse con los ojos abiertos, de Jorge Bucay.


“Aprendamos a vivir, 
haciéndonos responsables 
directos de nuestra felicidad”


Comentarios y sugerencias: 
Gloria Villalobos Corral 
Terapeuta de Psicología Clínica 
y Programación Neurolingüistica 
[email protected] 
Facebook: Aprendiendo a vivir 
WhatsApp: 9982412230

Comentarios