29 / julio / 2021 | 06:31 hrs.

Afuerita de Querétaro

Natividad Sánchez

Cuando visitas otras partes de este globo terráqueo te cambia mucho el panorama y no solo la vista, sino la parte humana y tradicional de percibir las cosas, es como un aliciente a tu alma y espíritu, te enriquece, te hace crecer, te llena de vida y a la vez acumulas en el baúl de los recuerdos experiencias inolvidables e irrepetibles, pero aparte de todo también te hace valorar lo que tienes en tu tierra, por lo que hoy y siempre les recomiendo viajar, a donde más les guste, cerca o lejos, dentro a fuera del estado o del país. No correr a donde te digan, si no justo a ese sitio que te encantaría conocer.

Cada rincón de nuestra tierra tiene sus propias características, podrás darte cuenta que de un pueblo a otro puede variar la forma de decir o llamarle a las cosas, cambia el trato entre las personas e incluso sus habitantes se comportan de distinta manera.

Viajar es comprobar que lo que dicen los demás de los lugares existe en verdad, todo mundo podrá decirte que la sierra queretana es increíble, pero si nunca has ido a explorarla no de darás cuenta de la gran belleza cultural que tenemos en nuestro estado, de disfrutar la diversidad de ecosistemas, ríos, cascadas, sótanos y cuevas que muchos ni se imaginan  existen en Querétaro.

Conocer otras culturas te amplia la noción o idea que tenías de ciertas cosas, de la forma de vida de nuestros antepasados, de los grupos indígenas que aún existen, de lo que se produce en la República Mexicana y de muchas cosas que solo visitando ese lugar admiraras.

Hay muchas razones por las que es recomendable viajar, tan solo salir a dar una vuelta le da el giro que necesitaba tu rutina.

Perder el miedo y disfrutar de la naturaleza, nadar a mar abierto quizá con ballenas, delfines o tiburones que los oriundos pregonan no te van a lastimar.

Ser libre, libre de de decidir si vas o no a algún lugar sin estar preocupado por el horario laboral o de escuela.

Aprender a vivir con lo que produce la localidad, valorar que en algunos sitios no tienen ciertos recursos te hace madurar y disfrutar a tu regreso de las bondades de tu entidad natal.

Viajar es bueno para la salud, para abrir tu mente y deshacerte del estrés tan de moda en la actualidad.

Ana Maria Pennu (periodista y escritora española) posee esta cita que les comparto; “En la antigüedad, el viajero era el más sabio de los sabios, porque tenía todas las repuestas, si él decía que había visto el mar y que era amarillo o el lago salado, entonces así era. Si él decía que no había nada mejor que despertar al lado de una hermosura, entonces así era, nadie dudaba de su credibilidad. ¡Nunca! Porque querer viajar es algo natural en alguien que busca respuestas y las respuestas se revelan a través de la aventura, de la experiencia y de los peligros. Sólo los viajeros son abiertos a cualquier experiencia, porque sólo ellos saben que las respuestas te harán crecer”. 

Comentarios