Adiós al IEEQ

César Lachira Sáenz

Con pena y muchos pendientes se despide el Instituto Electoral de Estado de Querétaro  (IEEQ). Desde la elección de los consejeros electorales que se dio en un marco de inconstitucionalidad hasta su actuación marcada por su dependencia hacia el ejecutivo hicieron de éste, un instituto carente de autonomía y sujeta a las decisiones externas, lo que restó credibilidad a sus actuaciones.

Todo empezó con  la elección de consejeros, que se hizo con un número menor de votos al que se establece en la Constitución de Querétaro. Y es que la Constitución Local advierte que la elección de los consejeros electorales debe hacerse por 2 terceras partes de los diputados, lo que para algunos implica 17 votos y para otros solamente 16, a final de cuentas sólo votaron 15.

La actuación del IEEQ ha sido siempre parcializada, y es lamentable que algunos consejeros puedan quedar en el Instituto Nacional Electoral (INE) y seguir con las mismas prácticas que desmerecen y deslegitiman al árbitro electoral.

Pero sea como sea, finalmente les llegó el día. Un adiós sin aplausos para una institución que lastimó la democracia.

LOS AZULES EN HUMILPAN.

Vaya que se están moviendo las aguas azules en Huimilpan para ser candidato a la presidencia municipal por el Partido Acción Nacional. Militantes como Juan Pablo Heinze está nuevamente en  la contienda, sin embargo hay que tomar en cuenta al arquitecto Junio León, y al mismo secretario de ayuntamiento Manuel Uribe, quienes aspiran a la candidatura de su partido.

Es rescatable el trabajo realizado por la actual presidenta municipal María García Pérez, quien aspira a una diputación federal, sin embargo no desecha regresar al congreso local.

Vaya que los panistas buscan repetir el triunfo obtenido, aunque todo depende del candidato que postule el PRI, no vaya ser que le repitan el caldo de caracol como ocurrió  con el entonces su candidato Antonio Aguilar Landaverde.

LE  SALIO LA COMPETENCIA A LOS VERDES ECOLOGISTAS.

Vaya que si te descuidas te roban, dice el refrán. Lo anterior por la propuesta que ha realizado el aun no reconocido partido Movimiento Ciudadano, de someter a consulta popular la Ley que eleva a patrimonio intangible de estado la tauromaquia.

Es claro que la propuesta tiene una doble dirección. La primera es golpear al diputado Marco Antonio León Hernández, (ex amigo y compadre de los Aguilera) quien fue el impulsor de la ley, y es acusado por José Luis Aguilera de haber recibido dinero por hacerle el trabajo a los dueños de las plazas de toros.

Se comentó  entre pasillos,  que una vez aprobada la ley, el diputado Marco Antonio le marcó de inmediato a Juan Arturo Torres Landa para comunicarle de la aprobación de la ley, hecho que alegró a todos especialmente, al dueño de la Plaza de Toros de Provincia Juriquilla.

Por otro lado, le quita una gran bandera al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) quien apoyó la ley de la tauromaquia, muy a pesar que posteriormente propuso la ley contra el maltrato animal, que dejaba de lado la “fiesta brava” y la que prohíbe animales en circo.

El acuse de la doble moral recae directamente sobre el diputado verdista Yairo Marina  Alcocer, quien es un aficionado de la corrida de toros. Lo anterior desmerece la agenda legislativa de PVEM y somete a escrutinio sus propuestas.

¿DESAPARECER LOS TABLE DANCE?

Vaya que hablando de los verdes, resulta curiosa la propuesta lanzada por el asambleísta verde Jesús Sesma Suárez, de reformar la Ley de Establecimientos Mercantiles en el DF, con el objeto de prohibir los shows nudistas, pasarelas o bailes donde se exhiban personas desnudas o semidesnudas y cualquier tipo de espectáculo que fomente la trata de personas.

El asunto que no alcanza a ver el asambleísta es que una cosa es la trata de personas y otra la decisión que toman algunas mujeres y hombres de trabajar en este tipo de espectáculo. Bueno a la falta de buenas ideas cualquier disparate es bueno, finalmente hay que justificar el sueldo.

Comentarios