Acerca del cambio

Jorge García Quiroz

El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro. —John Fitzgerald Kennedy

El análisis, el ejercicio de la reflexión y lo que de ellos se deriva, deben propiciar acciones que constaten el crecimiento y las mejorías que se persiguen. Atentos a una nación madura, a la crítica y evaluación constante de la gente, en el Partido Revolucionario Institucional nos hemos dado a la tarea de permanecer cercanos a la sociedad, pues es ella en su conjunto quienes nos ha dado las guías para renovarnos, no solo en el sentido político, sino para avanzar hombro con hombro con los ciudadanos en pos de un objetivo común: la grandeza de México.

Hoy celebramos el 84 aniversario de la fundación de nuestro instituto político, con un ánimo de unidad que nos ha fortalecido a lo ancho y largo de la República Mexicana, mismo que fue latente este fin de semana en la XXI Asamblea Nacional, donde el priísmo se reunió para dar cuenta de lo que será el partido del siglo veintiuno en miras a la transformación de México.

En el PRI hemos aprendido de nuestras derrotas, hemos fortalecido y mejorado nuestros aciertos, siempre teniendo como premisa el lema de nuestra organización, en pro de la democracia y la justicia social. Estamos conscientes que vivimos en un mundo en el cual palpita permanentemente el cambio de manera vertiginosa; sabemos que los institutos políticos no pueden aletargarse ante las demandas y exigencias sociales, y mucho menos buscar reductos de comodidad ante los retos y las transformaciones que nos marca la sociedad, misma que evoluciona constantemente.

El Revolucionario Institucional es un partido que puede mirar a futuro y generar opciones para sembrar en él, pues conocemos nuestra historia y estamos comprometidos con el devenir; así ha quedado plasmado, por ejemplo, con la eliminación de los candados para candidaturas ciudadanas, hecho que fortalece a nuestro instituto al tiempo que reconoce el talento, liderazgo y capacidades de los ciudadanos proclives para aportar al crecimiento de la nación.

Hoy más que nunca entendemos que el ejercicio del cambio, de la política y de la transformación no son exclusivos de los gobiernos y de quienes nos dedicamos al quehacer político; es una responsabilidad del país en su conjunto, pues se trata de una actividad que no dispensa pasividad, distancia ni sordera. Únicamente trabajando con el pueblo en una constante interacción con la gente y generando resultados acordes a las demandas y necesidades sociales, podrán los partidos políticos justificar su razón de ser; por ello, el PRI se renueva sin perder su esencia y su deber patriótico que es la defensa de la democracia y las causas sociales.

El viraje para la consolidación de un nuevo estilo de hacer política y de servir al pueblo se ha venido manifestando desde hace años con visionarios de este tema, como lo es nuestro gobernador, José Calzada Rovirosa, quien sentó precedentes de cercanía con la gente y de su compromiso con los mexicanos desde el Senado de la República, y ahora es ejemplo para propios y extraños de lo que debe ser el servicio público y del compromiso que debe llevarse a carta cabal en beneficio de las mayorías.

Igualmente, somos testigos de los signos del cambio, de la promotoría de los acuerdos y la apuesta por el diálogo que suma voluntades a favor de todos, en la figura del presidente de los mexicanos, Enrique Peña Nieto, quien en un hecho histórico ha sumado a las distintas fuerzas políticas de la nación en el Pacto por México, mismo que —sin distingo de colores—, refrenda el ánimo que fundó a nuestro país.

Hace 84 años nació el Revolucionario Institucional con la consigna de consolidar a la nación; revolución es sinónimo de cambio, de transformación; sabedores de ello, en esta fecha, damos un paso adelante en nuestra historia, sin olvidar nuestras virtudes y madurando en nuestros tropiezos. Nuestra fuerza es la unidad, nuestro compromiso es con la gente y esta ecuación nos llevará a la transformación de México en beneficio de todos.

Dirigente estatal del PRI y catedrático en la UAQ

Comentarios