Acéptalo, improvisa, adáptate y supéralo

Rodrigo García Santana

La vida siempre tiene con ella sorpresas a tal grado que pareciera nos ponen pruebas en nuestro diario vivir, pruebas de debemos superar, situaciones difíciles que debemos afrontar y de las cuales no hay marcha atrás porque son obstáculos que simplemente no podemos dejar de lado, obstáculos que afectan directamente tus emociones, tu diario vivir, tu armonía, y tu entorno.

Por todo lo anterior debo de platicarles que viendo una película, descubrimos en casa una frase que trataremos en esta columna en hacerla “formula de las situaciones”, para poder salir adelante o afrontar lo que la vida tenga reservado para nosotros, claro todo ello con mucha voluntad y en el tiempo que nosotros logremos conseguir paso a paso cada una de sus facetas.

Acéptalo-Improvisa-Adáptate-Supéralo= AImAS

Esta fórmula podemos utilizarla en nuestra vida en todo lo que nosotros queramos en el ámbito emocional, de pareja, en el trabajo, en un proyecto de verdad en mi punto de vista está enfocada a muchas situaciones cualquiera que sean para poder salir adelante de un problema.

ACÉPTALO. Debemos aceptar todas y cada una de las circunstancias que nos presenta la vida, es decir, afrontar con temple lo que pase en torno a nosotros o seres qureridos, esta faceta es la más importante debido a que si no aceptamos la situación no podremos ver con claridad de qué forma podremos salir adelante.

IMPROVISA. La improvisación su significado común es realizar una cosa que no estaba prevista o preparada llevados de la intuición del momento,  nosotros podremos sacar fruto de ello mediante medios inmediatos que se nos presenten para la solución del problema o conflicto.

ADÁPTATE. Después de la aceptación e improvisación tenemos esta tercera faceta que es la adaptación, todos y cada uno de los seres humanos tenemos la capacidad de acomodarnos  en las condiciones en las cuales estamos, es decir , funcionar de la manera más normal en otra situación paralela que se nos presente, podemos transitar en esta tercera faceta de la formula el tiempo que nosotros requiramos para poder adaptarnos y reconstruir poco a poco la situación. 

SUPÉRALO. Esta es mi faceta preferida debido a que es cuando nosotros ya superamos lo vivido, la problemática que se haya presentado la afrontamos y ahora solo es un recuerdo que atesoramos o desechamos según el caso, digamos que  estamos curados emocionalmente y transitamos sobre las facetas con éxito.

Todo lo anterior si realizamos un viaje a cuando nuestras emociones se han visto afectadas, un trabajo, un proyecto y ya con una perspectiva diferente sabremos que sin saber esta fórmula  lo hemos estado realizando siempre, aceptamos la problemática, sin saber cómo, improvisamos con lo que este a nuestra mano, nos adaptamos de tal forma que seguimos en nuestro vivir y casi sin saber lo superamos.

Les agradezco sus comentarios a mi correo electrónico.

¿Cuándo fue la última vez que un problema lo aceptaste, te adaptaste, improvisaste y superaste?

 

Reflexiona y Actúa    

Comentarios