Acá entre nos

Enrique Guerrero

Sin duda fue un doloroso revés el que sufrieron los Gallos Blancos ante Tigres, tanto por recibir 5 goles consecuencia de fallas puntuales en zona baja, como porque ahora su ataque fue muy limitado, si acaso fabricaron dos llegadas claras y en una no se marcó un penal en favor de Tito Villa, que merecía además la expulsión del portero Nahuel Guzmán, lo que tal vez hubiese marcado otra historia al encuentro. Lo inexplicable del asunto es el cambio tan drástico que tuvieron en su funcionamiento los pupilos de Víctor Vucetich, de una jornada a otra, pues viniendo de golear al Cruz Azul 4-2, en su visita a los felinos norteños, irreconocibles,  fueron presa fácil incluso desde un primer tiempo que fue para llorar, si pesó o no la ausencia del argentino Juan Forlín en la zaga central (operado del pómulo izquierdo), eso sólo lo saben Dionicio Escalante y el “Capi” Martínez, quienes fueron los que más sufrieron en la retaguardia para contener los embates de Sobis, Gignac, Aquino y compañía..Aunque tampoco se le puede echar la culpa de todo a la defensa plumífera, pues si bien, los hombres de media cancha no agarraron “ni fiado”, se vieron lentos ante un rival al que ciertamente todo le salió bien y sin esforzarse gran cosa, es más “Tigres” y sus miles de aficionados que llenaron el “Volcán”, no se la creían, pues hasta ahora pudieron saborear el potencial ofensivo con que cuentan y que los hace firmes candidatos a la pelea por el título del Apertura 2015, incluso en las anteriores seis jornadas sólo tenían 9 goles a favor y ahora en un solo partido anotaron más del 50%, llegando a 14 y mejorando su average con un más 5 y posición en la tabla, metiéndose a zona de calificación con 10 unidades y dejando a Gallos con 8 puntos que los hizo caer hasta la posición 12.En términos generales, mientras para el cuadro queretano fue una noche triste que marca que de los altibajos en el presente campeonato nadie se escapa y menos de las golizas, para los Tigres fue de ensueño, pues ganaron, gustaron y golearon, fue así el escenario perfecto para despedir “momentáneamente” a su técnico Tuca Ferretti, quien asegura que se dedicará desde ya al cien por ciento a su labor interina en la Selección Nacional con un compromiso de 4 partidos, el primero el próximo 4 de septiembre ante Trinidad y Tobago, el 10 contra Argentina, en octubre ante EU por el pase a la Confederaciones y cierran un amistoso contra Panamá, aunque allá en tierras norteñas se super asegura que Ferretti, no descuidará a sus felinos, pues en sus ratos libres se dará sus vueltas para supervisar el trabajo del equipo, o sea que no estará en cuerpo y alma dedicado al Tri y que una vez más “el hablador volverá a caer más pronto que un cojo”, como fue su frase justo en su presentación como tal para un interinato que sigue siendo cuestionado a más no poder y con justa razón pues que beneficio traerá al futbol mexicano esta determinación de los federativos, quienes en lugar de ocuparse por un proceso serio y disciplinado rumbo a Rusia 2018, andan inventando cada cosa que da pena y ahora por sus pantalones, influyeron para que los hermanos Giovani y Jonathan Dos Santos así como Chuy Corona y Memo Ochoa, no hayan sido convocados, así que el Tuca por ofrecido tendrá qué aguantar las ocurrencias de los jerarcas de la Femexfut durante su mini estancia con el tricolor.Volviendo con Gallos (que por cierto lamentable también fue el que perdieran en Panamá 2-1 ante San Francisco), éstos como el resto de los equipos, debido a la Fecha FIFA, tendrán descanso y por lo tanto, tiempo para corregir errores y recomponer el camino en el torneo regular, su siguiente partido será como local el 11 de septiembre ante Monarcas Morelia que después de tener un arranque sorprendente y prometedor bajo la batuta del “Ojitos” Meza con 3 victorias consecutivas que los tenían en los cuernos de la luna, hoy han venido estrepitosamente a menos y no ganan ni en casa ni fuera de ésta, suman 4 tropiezos consecutivos y lo peor del caso, su porcentaje también va en picada con lo que crece su problema de descenso junto con Chivas y Dorados que aún no están a salvo.Sólo esperamos que el repunte de los purépechas no se dé precisamente cuando vengan a visitar a Gallos Blancos, porque entonces sí, los focos rojos se prenderán en el seno queretano, aunque Vucetich sabrá salir de ésta y otras más complicadas, no en balde le llaman el “Rey Midas” con títulos y más títulos en el futbol mexicano y de Concacaf y que en el torneo pasado tomó a unos emplumados moribundos para revivirlos y llevarlos hasta una final por la corona, hoy subcampeones que,  justamente eso es lo que tienen qué demostrar para enderezar el rumbo.Y sólo resta comentarles que de lo rescatable del juego en el Volcán, fue que Emmanuel Villa sigue en plan grande, puntual y letal a la cita con el gol que hoy con el que le anotó a sus ex compañeros felinos, llegó 8 para mantenerse como el mejor romperredes de la Liga MX, superando por uno a su compatriota Darío Benedetto, que ya lo había alcanzado en siete, bien por el Tito que está tomando su segundo aire. Hasta la Próxima.

Comentarios