Aca entre nos

Enrique Guerrero

Una semana para el olvido sufrieron los Gallos Blancos, dos partidos, dos descalabros, uno en la Copa y otro en la Liga donde ahora fueron los “acuchillados” por el arbitraje que invalidó un gol legítimo a Yasser Corona y que era el del empate a 2 con Pachuca; en su debut en el torneo copero con todo y la reaparición de Ronaldinho, la verdad es que jugaron a nada, causaron pena ajena pues ante un cuadro de la división de ascenso, fueron sometidos y sino se llevaron más goles en contra fue porque corrieron con suerte pues el Atlético San Luis sintió que con uno era más que suficiente y los perdonó.El equipo alternativo que presentó Nacho Ambriz en la cancha del Alfonso Lastras, para iniciar esta llave con los potosinos en la Copa, se pensó que daría más pelea y que hasta con el triunfo regresaría a Querétaro, pero no fue así y comenzaron perdiendo, aun cuando previo al juego, los emplumados habían externado que tienen equipo para enfrentar los dos torneos y que quieren Copa Libertadores, pero después de la pobre exhibición ante los sanluisinos, dudo que les alcance, claro, la segunda parte de esta llave se juega esta semana en casa ante el propio San Luis donde al técnico no le queda otra que mandar al campo de batalla a todo su arsenal si es que quiere darle la vuelta o salir eliminado muy pronto de la Copa MX, 1-0 no es nada y más si en el Corregidora, han vuelto los triunfos que deben dar confianza para hacer valer a tope esa condición localista tan importante, tan valiosa para dar pasos sino agigantados, sí firmes hacia los primeros objetivos trazados, pero bueno, Ambriz y sus pupilos tienen la palabra en el duelo de vuelta.Y en la segunda derrota de la semana, aquí sí debo decir que no la merecían, ciertamente tuvieron descuidos fatales en la primera mitad de su enfrentamiento ante los “Tuzos” del Pachuca, que les costaron irse al descanso con un pesado 2-0 en contra; a Tiago Volpi, joven portero brasileño que vino de refuerzo a Gallos, yo he señalado que le dará confianza y seguridad al cuadro queretano, porque se ve que trae tablas, pero ¿qué creen?, que ante los hidalguenses, siento que tuvo sus yerros, en el primer gol me dio la impresión que se “atornilla” y no sale a despejar dentro de su área chica un balón “peinado”, prefirió quedarse en su línea de meta y ni contando con la ayuda de otro compañero defensa, pudieron evitar el gol; enseguida, Diego de Buen, lo fusila en tiro de media distancia después de algunos rebotes que no controló la defensa; Volpi aquí no pudo desviar el balón que salió raso y pegado a su poste izquierdo porque le faltó dar un paso más hacia ese costado. En sí, por echarle muchas flores al brasileño, nos hizo quedar mal, pero estoy seguro que tratará de enmendar esos errores por su propio bien, a fin de corresponder a la confianza que le tienen directivos y técnico, sino para qué lo contrataron verdad. En este mismo duelo, la segunda mitad fue de Gallos, lo vi decidido, incisivo, con la velocidad del relevo Pacheco y la ambición de brillar del chavo Orbelín Pineda -18 años de edad-, la experiencia de Sinha, la entrega de Corona, del “Negro” Martínez y en fin, de todos con ganas de emparejar la situación. Se acercaron en el marcador justamente por medio de Pineda, quien después de que fue fauleado Pacheco, siguió la jugada, aprovechó la buena decisión del árbitro Macías para validar la ley de la ventaja, se enfiló y fusiló al veterano “Conejo” Pérez gracias a la desviada de Heriberto Olvera; Gallos con más corazón que orden seguía insistiendo y cuando tuvo el empate, el propio juez central que había tenido un “10” de calificación por la anterior jugada del gol de Orbelín, ahora tuvo una horrorosa "X" porque le anuló un gol legítimo a Yasser Corona, quien se agregó al ataque en un tiro de esquina. Todos vimos una y otra vez en la repetición de la televisora Fox Sports, que Diego de Buen, fue quien intentó sujetar a Yasser, éste se le escapa y anota al otro lado de la salida del “Conejo”; según el de la ocarina que estaba de frente observando la jugada, Corona cometió un empujón a De Buen, cosa que sólo él vio e invalidó un gol le-gí-ti-mo a Gallos Blancos que significaba no sólo el empate a 2 goles ante Pachuca, sino también continuar sumando para llegar a 5 puntos, mantenerse entre los mejores de la tabla y seguir invicto en la liga, pero Macías echó todo por la borda y definitivamente su mala apreciación, fue factor para que Gallos cayera y perdiera lo invicto en el presente Clausura 2015, que igual a los queretanos los hace perder posiciones en la tabla general.Es más, el propio Diego de Buen, cuando fue relevado casi al término del encuentro, abandonó la cancha con cierto sentimiento de culpa, “chiveado” porque sabe que su conducta antideportiva, costó la anulación del gol a un compañero de profesión, no hubo de su parte honestidad para acercarse y decirle al árbitro que él fue el que quiso cometerle falta a Yasser y que el gol era bueno, en fin, se qué son “sueños guajiros”, pero tristemente este muchacho no le hace honor a su apellido “De Buen”,  más bien “de buey” hubiera dejado que su equipo perdiera dos puntos y dejara ir su primera victoria del torneo pues llevaban dos derrotas en fila, total, sólo quedará como anécdota y en la conciencia si es que tiene, este jugador que fuera seleccionado juvenil. Y como les decía al principio, fue una semana fatal, dos partidos, dos derrotas, así que Ambriz y sus muchachos se deben poner a trabajar y duro para recuperar terreno, el viernes vienen los “Santos” de Torreón  en la fecha 4 y ¡aguas! porque están crecidos tras aplastar al Monterrey 4-1; se dice que ya Ronaldinho estará en la banca “por si algo se ofrece”, pero antes volverá a jugar entre semana la Copa vs San Luis en el de vuelta. Hasta la Próxima.

Comentarios