Aca entre nos

Enrique Guerrero

Todo parecía indicar que sería una noche redonda con la presentación del astro brasileño Ronaldinho y un triunfo de Gallos, pero sólo sucedió lo primero pues ya sobre el tiempo, los pupilos de Nacho Ambriz, se vieron alcanzados en el marcador 1-1, por el Puebla con un penal bien ejecutado por la leyenda viviente Cuauhtémoc Blanco.

Fueron a la postre, dos puntos que lastimosamente perdieron los queretanos en la cancha del Estadio Corregidora, que impactado por el efecto “Ronaldinho”, vio llenas sus tribunas pese a que el partido de la jornada ocho tuvo sus bemoles y en el cual se esperaba que Gallos hiciera valer su calidad de anfitrión y con una victoria, darle la bienvenida a ese personaje del futbol de élite mundial como lo es su nuevo compañero Ronaldo de Assis Moreira que ha enloquecido a la afición de casa.

Gallos no ha ganado en las últimas tres jornadas de la Liga MX y una en la Copa, cosa que si para algunos es dura pero a la vez pasajera confiados en que ahora el plantel y su desenvolvimiento tendrán otra cara, para otros como el propio técnico Ambriz, sí es de preocuparse y ocuparse, pues se están perdiendo posiciones en la tabla general que no se perdonan, menos sino se observa un rápido revulsivo para recuperar gas y volver a tener un ritmo ganador, vienen atrás muchos tiradores que conforme transcurre el torneo se van embalando y será difícil contenerlos, así que técnico y jugadores tienen la palabra, porque su directiva dicho sea de paso, es la única que está cumpliendo y quiere que este su proyecto no sea mediano por no decir mediocre, quiere fervientemente que sus plumíferos sean los número uno de la Liga MX, no en balde la espléndida inversión que están realizando en el equipo…

Y bueno, para muestra un botón y qué botón o “botín de oro”, pues rompiendo todos los paradigmas, sorprendiendo a todos los clubes del futbol mexicano e incluso del extranjero, Olegario Vázquez Aldir, dueño de los emplumados, se hizo de los servicios nada menos que de un jugador ha ganado todo a nivel selección y clubes. Ronaldinho que causó gran revuelo desde que fue anunciado su fichaje, ha originado que  Querétaro ya esté en boca de todo mundo, que se sepa que existe y que seguramente seguirá dando de qué hablar, todos los reflectores nacionales e internacionales seguirán la huella del equipo por el simple hecho de que entre sus filas cuenta con un crack que aunque hay escepticismo por sus 34 años de edad, su calidad, su magia, talento, su humildad y entrega en la cancha, lo hacen diferente, es un  futbolista de otro mundo que como ya lo dijo en su presentación el propio “Dinho”, en todos los conjuntos en los que ha militado, ha sido Campeón –son 15 títulos en su trayectoria- y ese objetivo quiere cumplirlo con Gallos y no lo dice cualquiera, lo está diciendo una verdadera luminaria del futbol mundial…

El brasileño en su presentación que se tardó un poco más de lo previsto, allá en un hotel de Polanco en el D.F., dado que la visa de trabajador apenas y se la otorgaron el pasado 10, a Ronaldinho –que se viene delgado, no gordo como se veía en la pantalla chica con el Atlético Mineiro- le llovieron preguntas todas enfocadas a saber qué se espera de él en una liga como la mexicana y el jugador, aunque por ahí le dijeron si se iba a olvidar de las fiestas, él tranquilo, mesurado y con “mucho coco” no mordió el anzuelo, su experiencia y cultura del futbol de primer mundo, le da para dar y regalar; contestó que él se siente como si fuese un novato, pero dispuesto a aportar lo mejor de sí mismo, no se siente acabado y por el contrario viene con la firme ilusión de hacer historia en nuestro balompié, se dijo físicamente bien y si Nacho Ambriz, su nuevo técnico lo quiere alinear el martes en la Copa ante Tigres, él es materia dispuesta, del número 49 que portará en los dorsales, es “cábala”, le trae suerte y fortunas, la misma que quiere compartir con Gallos Blancos al que calificó de buen plantel donde no tendrá obstáculos para adaptarse rápidamente y vaya que tiene razón pues la mitad de los titulares son sus paisanos, Danilinho, Sinha, Sanvezzo, Ricardo y William, qué más quiere.

Y de la bienvenida que le dio Querétaro en La Corregidora, qué decir, inmediatamente se vendieron más de 25 mil playeras con su nombre y número, además de las “clonadas” y las más chafas, y “Dinho” feliz y sorprendido envió respeto, besos, abrazos y regaló balones a la fanaticada, la fiebre “Ronaldinho” es tal que hasta en los entrenamientos ahí en el Cegar o donde se pare Gallos, estarán a tope, sólo por ver o estar cerca del astro carioca, al que muchos incluyendo sus ahora compañeros de equipo, en su época de oro con Barcelona, hubiesen ahorrado una buena lana para por lo menos verlo jugar en vivo, hoy lo tienen aquí y lo podrán disfrutar desde el utilero hasta el mismo técnico, sin duda dejará mucha escuela y escuela no de 5 sino de mil estrellas ¡Bienvenido Dinho! Y a seguir derrochando ahora en canchas mexicanas, toda esa hechizante calidad futbolera que posees……………………….Hasta la Próxima.

Comentarios