“ACÁ ENTRE NOS”

Enrique Guerrero

A nadie gustó el empate a “roscas” y menos en casa. Ante todo porque Gallos Blancos comenzaba a dar muestras de un fútbol ordenado, de oficio y de saber dar el golpe letal cuando se lo proponía, lo cual llevó al equipo a conseguir tres victorias en fila que lo pusieron casi en los cuernos de la luna.

El primer tiempo fue, hasta cierto punto, con mayor posesión del balón a cargo de los jarochos quienes en el papel son dirigidos por Cristóbal Ortega. Pero como ya mencioné, el que ordena y manda es el chileno, su “maestro”. Gallos se la pasó gastando energías tras el esférico, no encontraba la fórmula para imponerse en media cancha hasta que la experiencia y talento de Antonio Naelson “Sinha” hizo su aparición y, en la segunda parte, Gallos mostró otra cara.

Ciertamente hubo algunas aproximaciones en los 45 iniciales, pero vimos a unos Gallos mejor plantados y dominadores en la parte complementaria. Sino ganaron fueron por la falta de contundencia de sus delanteros, como Sepúlveda, Arce y Da Silva y, en una muy clara, Danilinho, quien a centro medido de Sinha estiró la pierna para rematar, pero ahí estaba Melitón Hernández quien sacó milagrosamente a una mano.

En total fueron cuatro oportunidades de anotar por parte de los locales, mientras que los visitantes, con su fútbol medroso, por la vía del contra-ataque, probaron a Edgar Hernández y éste respondió como en sus grandes noches evitando la caída de su meta.

En términos generales, fue un duelo mediano, con chispazos de buen fútbol y de aproximaciones que a final de cuentas fue salomónico el empate, porque mientras Gallos alargó a cuatro fechas su racha sin perder, Veracruz sigue sumando de a poco en la búsqueda de su salvación, para eso llevaron a Reinoso, quien por cierto se incorporó al trabajo jarocho hasta terminada su labor de comentarista en TDN en el Mundial de Brasil.

Nacho Ambriz, timonel de Gallos, como siempre, no se apachurra cuando los resultados no son los idóneos. Ni se pone a gritar, saltar o escandalizar cuando los triunfos están ahí, siempre es mesurado en sus declaraciones y en esta ocasión se mantuvo en esa línea. Reconoció que a su equipo aún le falta seguir trabajando sobre todo ante rivales que gustan de poner “candado”, de especular, pues su objetivo es de entrada no perder, asegurar el empate y luego buscar la ganancia.

Veracruz así les jugó y así se salió con la suya, sabía que Gallos estaba muy motivado y que su equipo estratégicamente tenía qué actuar de una manera inteligente, tener la bola el más tiempo posible y desesperar al enemigo, lo consiguió aunque no le fue fácil porque en el segundo tiempo ya no sabía cómo sacar agua del pozo.

En sí, mientras a Gallos le faltó calma y contundencia, a Veracruz le sobró oficio, justamente, para regresar a casa con un puntito que a estas alturas del torneo es de oro molido.

Este resultado baja a Gallos al cuarto lugar por gol average, ya que en puntos (10) va de la mano con Monterrey, que le dio otra sacudida a Cruz Azul; rayados y gallos escoltan al América imparable con 5 de 5 y 15 unidades. Atlas ya agarró su paso y suma 13, invicto también como “las águilas”. En ese top five, debajo de azul-cremas, rojinegros, rayados y emplumados, está Jaguares que no sumó esta fecha, al contrario perdió en Tijuana ante unos Xolos que por fin vieron la luz

Por cierto, otros que aún no ven nada claro en el presente torneo son Morelia y U. de G., el primero lleva dos unidades producto de 2 empates y 3 derrotas; al segundo le está costando mucho ser el Benjamín de la división, lleva un puntito por 3 caídas, con un partido pendiente ante Chivas.

Ambos conjuntos deben estar atentos, porque la primera cabeza ya rodó y fue la de José Luis Trejo, en Pumas de la UNAM, luego de 4 derrotas consecutivas que generaron una presión bárbara de la afición felina, Mario Trejo fue el primero en quedar fuera como Vicepresidente Deportivo. Al banquillo regresa David Patiño, interinamente, aunque la verdad -bajo su mando y en algunos partidos- Pumas supo enderezar la nave. Ojalá y le den una real oportunidad a este joven técnico mexicano que promete lavar la imagen universitaria y devolverle aquella potencia de cantera.

Por lo pronto, Gallos Blancos visitará a los alicaídos “cementeros” del “Flaco Tena”, esperando agarrarlos todavía “dormidos” y lograr en el “Azul” su cuarta victoria de la temporada. Nada sencillo, pero tampoco imposible, así que a preparar este duro compromiso. Hasta la próxima.

Comentarios