5 trabajos que deben políticos queretanos

Reconocer que el problema de la inseguridad pública ya los rebasó. Junto con esto mínimo aplicar programas o políticas públicas para prevenir más incidencia delictiva
28/04/2019
07:00
-A +A

Una serie de post y contenidos con el título de “5 trabajos que he tenido” circuló y fue compartida a través Twitter durante los últimos días.

Ahora que se aproxima el Día Internacional del Trabajo, considero que valdría la pena recordar y exigir a los políticos y servidores públicos queretanos, 5 trabajos que deben hacer. Mencionar estos trabajos pendientes de realizary que pareciera que buscan evadirlos.

Aunque la Secretaría del Trabajo del gabinete del gobernador estuvo en la agenda de los medios desde inicios de semana, por el escándalo y la polémica que generó un video en el que aparece el extitular José Luis Aguilera Rico, los asuntos de más relevancia para la sociedad y los ciudadanos deben enfocarse o situarse en otro lado.

¿Cuáles son y han sido los trabajos que no han realizado nuestros servidores públicos, y que estarían en la obligación de hacerlos o respetarlos?

¿Qué nos falta recordar y exigir al gobernador, los integrantes de su gabinete, los diputados y las diputadas de la LIX Legislatura, senadores y senadora, diputados y diputadas federales, alcaldes y alcaldesas, regidores e integrantes de los Ayuntamientos? A continuación cinco sugerencias que abonarían al avance de la rendición de cuentas, transparencia y consolidación de la democracia.

1.- Apertura a todo tipo de preguntas y aumento de comparecencias públicas ante la prensa, sobre todo la que cuestiona y pone el ojo en problemáticas de interés público. Los políticos de Querétaro, desde el gobernador hasta los regidores de los municipios serranos, necesitan entender que sus canales de comunicación no se restringen al envío de boletines de actividades y a declaraciones.

2.- Austeridad en el gasto con recursos públicos en “servicios de comunicación social”, publicidad oficial y entrevistas en medios de comunicación, convenios y acuerdos con periodistas y medios que dan cobertura a la fuente. Los ciudadanos no merecemos el despilfarro de millones de pesos del erario en publicidad oficial, como ha ocurrido con gobernadores y alcaldes de la capital desde 2003. Si aparecen en primera plana de los periódicos todos los días, aunque sea una foto, no es casualidad ni gratuito.

3.- Respeto al Estado laico. Este trabajo pendiente va dirigido sobre todo a los integrantes de la LIX Legislatura local, desde el presidente de la Mesa Directiva, Antonio Zapata Guerrero, hasta la diputada Elsa Méndez, presidenta de la Comisión de la Familia. El Estado laico implica no favorecer una creencia religiosa en particular a la hora de proponer iniciativas de ley, redactar oficios, votaciones en sesiones de comisión o pleno, pero sobre todo, impulsar y respetar los derechos humanos. Sus creencias personales deben pasar a segundo término en su labor pública.

4.- Reconocer que el problema de la inseguridad pública ya los rebasó. Junto con esto mínimo aplicar programas o políticas públicas para prevenir más incidencia delictiva. Durante la semana, el Semáforo Delictivo volvió a poner, otra vez, a Querétaro en “rojo” en delitos de alto impacto, y desde nivel nacional miran con preocupación cómo el gobierno actual no ha sido capaz de cumplir su promesa de campaña de frenar la inseguridad y la delincuencia.

Este cuarto trabajo pendiente va dirigido al “gabinete de seguridad” —Juan Martín y Juan Marcos Granados Torres, fiscal Alejandro Echeverría— y a los secretarios o titulares de seguridad pública en municipios, sobre todo la capital y San Juan del Río.

5.- Escuchar, dialogar e incluir las propuestas de los ciudadanos en asuntos de obra y transporte público, así como protección al medio ambiente. Ayudaría que dejen de simular atender las peticiones ciudadanas, como aconteció con la exigencia de detener la tala de árboles en la ciudad, so pretexto de los “ejes estructurantes” y mejoras viales.

No hubo reunión con ciudadanos el lunes 22, como habían prometido, y en cambio con invitación restringida, se reunieron con unos cuantos días después, en instalaciones de la escuela primaria “Naciones Unidas”. Indignación.

 

Coordinador del Centro Universitario de Periodismo de Investigación (CUPI)

 

 

Comentarios