Se encuentra usted aquí

Temporada no anuncia grandes ventas

20/07/2012
08:43
-A +A

Aunque da inicio la temporada vacacional, cerca de 25 mil tianguistas del estado de Querétaro no esperan que se tenga una época favorable en cuestión de las ventas, ya que para ellos la temporada alta se da en los meses de diciembre y enero.
 
J. Merced Aguilar Trejo, líder de la Federación de Uniones de Comerciantes en Pequeño del estado de Querétaro, mencionó que en la actualidad hay alrededor de 109 asociaciones de tianguistas y comerciantes, los cuales sólo están preparados para sobrellevar la época pero no se esperan grandes ventas.
 
Mencionó que en el Estado hay alrededor de 100 mercados y tianguis, sin embargo, no hay clientes que cuenten con el recurso económico para poder compara los artículos ofrecidos.
 
El líder de la Federación dijo que en esta temporada son las fondas las que tienen un incremento en sus ganancias.
 
Agregó que no sólo no hay clientes sino que se han presentado tianguistas foráneos que ‘"vienen a ser una competen de manera directa".

 
"Esos comerciantes que vienen, nos afectan mucho, pues lo que nos falta son clientes", dijo Aguilar Trejo.
 

 *Comerciantes ambulantes
Aurelio Ordoña Uribe, originario de Doctor Mora, Guanajuto, se dedica a la venta de globos en la zona del Centro Histórico de la capital queretana.
 
Anteriormente se dedicaba a trabajar en las diferentes obras de construcción. Por la falta de espacios de trabajo ha tenido que dedicarse al comercio ambulante.
 
Menciona que su oficio de globero le permite sacar adelante los gastos de la casa, pero los ingresos no son suficientes para poder ahorrar.
 
En una semana de buenas ventas llega a ganar hasta mil 500 pesos, sin embargo tiene que invertir hasta un total de 11 horas diarias en su trabajo, caminando entre las diversas calles y andadores buscando a algún pequeño que quiere obtener alguno de los globos que vende.
 
Aunque varias veces lo han querido desalojar del Centro Histórico, el señor Aurelio cuenta con una licencia y junto con otras 36 personas se encuentran agremiados para poder laborar en el centro de la ciudad.
 
"A nosotros nos tachan de comercio informal, pero sí pagamos la licencia. Y todas esas personas que tienen que trabajar sin permiso, pues tienen que hacerlo porque hay que comer, pero también deberían de pagar su impuesto", señaló.