Celia Macías a un paso del altar

Clase 25/01/2018 06:00 Fabiola Ocampo Actualizada 06:05

Celia celebró el próximo inicio de una nueva etapa en su vida, en un cálido ambiente en la Hacienda la Laborcilla, en donde se vio acompañada de amigas cercanas y familiares entre las que no pudieron faltar su mamá y sus hermanas

Ataviada en un vestido en color guinda, Celia expresó su dicha al poder compartir este acontecimiento. “Soy una novia feliz, me encantó este festejo, sin duda mis hermanas y mi mamá saben qué es lo que me gusta y lo plasmaron en cada detalle”.

Alrededor de 120 invitadas se dieron cita en este recinto que data del siglo XVIII, mismo que goza de una vista inigualable, lo que le brindó un toque especial a esta gran fecha en la que Celia le dice adiós a la soltería.

Las mesas donde se disfrutó un exquisito desayuno de tres tiempos, lucieron perfectamente decoradas con flores de colores, que fueron seleccionadas por las anfitrionas, Josefina Pérez mamá de la festejada, y sus hermanas María José y Fernanda.

Con una notable alegría, las organizadoras motivaron a la festejada a emprender esta nueva etapa. “Ojalá que mantengas el entusiasmo de siempre y que logres hacer una familia muy unida con Enrique y formen un matrimonio próspero y duradero en base a la confianza, el amor y respeto”.

Celia Macías Pérez festejó su próximo enlace nupcial en compañía de amigas y familiares, con un desayuno que tuvo lugar en la terraza del restaurante de la Hacienda la Laborcilla, en donde se vio rodeada de un cálido ambiente.

Alrededor de 120 invitadas se dieron cita en este recinto que data del siglo XVIII, mismo que goza de una vista inigualable, lo que le brindó un toque especial a esta gran fecha en la que Celia le dice adiós a la soltería.

Ataviada en un vestido en color guinda, Celia expresó su dicha al poder compartir este acontecimiento. “Soy una novia feliz, me encantó este festejo, sin duda mis hermanas y mi mamá saben qué es lo que me gusta y lo plasmaron en cada detalle”.

En medio del festejo, la futura esposa de Luis Enrique, también compartió los detalles de su pedida de mano, “Me sorprendió totalmente porque fuimos a San Miguel de Allende a una fiesta, y resultó que no era cierto, estábamos en una terraza y ahí me dio el anillo. Muy pronto compartiremos nuestra felicidad con las personas que más queremos”, destacó.

Las mesas donde se disfrutó un exquisito desayuno de tres tiempos, lucieron perfectamente decoradas con flores de colores, que fueron seleccionadas por las anfitrionas, Josefina Pérez mamá de la festejada, y sus hermanas María José y Fernanda.

Con una notable alegría, las organizadoras motivaron a la festejada a emprender esta nueva etapa. “Ojalá que mantengas el entusiasmo de siempre y que logres hacer una familia muy unida con Enrique y formen un matrimonio próspero y duradero en base a la confianza, el amor y respeto”.

Será el próximo 7 de marzo, cuando Celia Macías y Luis Enrique Bonilla, se den el sí en la ciudad de San Miguel Allende, frente a un selecto grupo de invitados, quienes serán testigos de su gran amor.   

Comentarios