Se encuentra usted aquí

Galo Bertin conquista el mundo

El queretano ha encontrado la clave para lograr que sus diseños se vuelvan tendencia a nivel internacional, al satisfacer el gusto de los hombres por convertirse en los protagonistas de su propia historia
Su nuevo proyecto, titulado Love será presentado en la edición Otoño Invierno 2018 del Mercedes- Benz Fashion Week México.
Foto: Guillermo González
23/08/2018
06:42
Donna Oliveros
-A +A

En una amena plática, el diseñador compartió con CLASE las claves que lo han llevado a conquistar los escaparates del mundo de la moda masculina, con aspectos que definen su marca, la cual actualmente cuenta con 14 colecciones.

Desde el 2010, el artista de la prenda ha buscado derribar estereotipos y viejas creencias sobre la vanidad y estética masculina, creando diferentes modelos e historias sobre el hombre contemporáneo, a través de innovadoras estrategias creativas.

dsc_3748_1.jpg

Su nuevo proyecto, titulado Love será presentado en la edición Otoño Invierno 2018 del Mercedes- Benz Fashion Week México, y pretende seguir transgrediendo los límites de la creatividad y la cultura.

¿Hay un punto de encuentro entre tu carrera como diseñador industrial y la moda?

¡Claro! ¿Qué hay más industrial que la moda misma? ¿Cuántas piezas diseñas, se replican y luego comercializan en un año, a través de este sector? Lo que yo hago se produce en miles, se vende y se distribuye como cualquier marca de producto industrial.

Entonces ¿cómo lograste compaginar tu formación con tu marca?

Cuando comencé la marca, más allá del producto, toda mi creatividad giraba en torno a los sistemas de producción, y el diseño industrial tiene ese punto de la ingeniería, donde sabes cómo debe ser un proceso de producción, para definir tus tiempos y medir tanto productividad como efectividad, y luego tienes la parte creativa de innovación y diseño; aprendes a ver en 360º. Pese a que no sé coser y tampoco cambiar un botón, cuando llega una prenda o prototipo, puedo encontrar las piezas que están mal hechas, es algo más empírico. Además tengo procesos muy específicos, es como una especie de “manualitis” para todo (risas).

_mg_1397_0.jpg

¿Por qué dedicarte específicamente a la moda masculina?

En algún momento soñé en ser como Zara, con colecciones para niños, mujer, noche, hombres y gala, pero cuando empecé a diseñar fue muy chistoso darme cuenta de mis limitaciones, ya que no tenía una formación en moda, ni costura, y al entrar a la parte de las mujeres, me encontré con que era muy malo y además no entendía nada de anatomía femenina, terminaba diseñando prendas muy masculinas. Al abocarme al diseño para hombres, mi proceso creativo fue mucho más fácil.

Artículo
La artista realizó dos residencias en el Reino Unido, en donde comenzó a crear a partir del silencio, el horizonte y los recuerdos. El resultado de tan grata experiencia ahora se encuentra en el MAQRO
Aura Moreno presenta sus memoriasAura Moreno presenta sus memorias

A lo largo de estos ocho años, ¿todas tus experiencias han sido positivas?

No, tuvimos una mala experiencia con una colección que se llamó Sogno, no fue tan bien recibida como esperábamos. A partir de entonces, todo el team nos reunimos para replantear las estrategias, supimos que debíamos entender al consumidor al 100%, saber cómo es y qué piensa, y de la nada desarrollamos un prototipo de hombre con cuestiones como edad, a qué se dedica, qué come, dónde duerme, qué toma, qué lugares frecuenta y qué música escucha, entre otras cosas. Este Galo Bertin, mi alter ego, me ayudó a entender mejor a quién le estaba hablando como diseñador.

¿Cómo es tú proceso creativo?

Cuando empiezo a trabajar siempre hay algo que detona una idea, ya sea una experiencia o un objeto. A partir de ahí busco tres elementos que me ayuden a estructurar una colección, ya sea época o década, que me permita entender el contexto y visualizar cómo va a ser la estética. Luego hablo de los sentimientos y defino una emoción, finalmente busco una situación. Teniendo estos tres aspectos, los combino, y escribo un cuento en primera persona y lo comparto con la empresa para que todos entendamos cómo se tiene que ver, al final se convierte en un speech de ventas.

Actualmente, ¿la marca se encuentra en otros países?

Tenemos un showroom en la Ciudad de México que se llama Step On Fashion, que a la vez tiene un vínculo con otro en Barcelona titulado Marc Juan Comunicación. El año pasado por fin nos decidimos a mandar colecciones, bajo la consigna de que si en seis meses no conseguíamos que alguien hablara de nosotros en el medio editorial, desistiríamos, pero para nuestra sorpresa, desde el primer mes que enviamos –en octubre– empezaron a publicarnos en revistas europeas como L’ Officiel Ukraine, donde mi abrigo estaba encima de marcas como Giorgio Armani y Roberto Cavalli. Posteriormente escribieron de nosotros en Vanity teen España, en Vogue de Arabia Saudita y en Men’s Health Portugal.

La industria de la moda es bien práctica, si no apareces en una revista significa que estás haciendo algo mal, porque al final, los que encabezan estas editoriales son expertos.

galo_bertin_complemento_7.jpeg

¿Qué estrategias has diseñado para el impulso de tu marca en otros mercados?

Debes tener un look book, una campaña, un fashion film y una gran gama de prendas de todo tipo. Con Sort, por ejemplo, que fue la primera colección a la que apliqué todo mi conocimiento, definí mi línea de diseño y el mundo volteó a ver lo que estábamos haciendo en Querétaro.

Hace seis años y medio, pocos diseñadores mexicanos invertían en campañas publicitarias o en fashion films, hoy en día te metes a ver a Benito Santos y me encanta porque cada 15 días tiene una campaña diferente.

¿Qué has hecho para que los hombres se acerquen a tu marca?

Según estudios, el hombre no compra solo, quizás se deba a todas estas representaciones masculinas, de un Zapata por ejemplo, que han hecho que el hombre crea que tener una salud física, una imagen y una estética personal, sea sólo algo de mujeres. El contexto de cómo los hombres fueron educados ha evitado que crean que tienen el derecho de lucir bien, cuidarse, procurarse y de ver por sí mismos. Creo que a veces piensan que no deberían hacerlo, porque eso podría afectar su virilidad, en cambio yo creo todo lo contrario, que más bien habla de lo seguros que están de sí mismos. Cada vez hay más hombres que se procuran y quieren ser los protagonistas hasta de sus bodas; le invierten mucho en un traje, y dicen: ‘Quiero verme como James Bond’, eso está muy bien.

 

 

bft

Comentarios