Convivencia familiar en el Green

Clase 22/03/2018 06:00 Karla Castillo Actualizada 14:31

El Club de Golf Juriquilla celebró su evento más importante del año, en el que el triunfo se lo llevó Juan Pablo Colín

La organización fue perfecta. Las categorías de Campeonato, AA, A, B y Damas comenzaron a jugar desde el viernes, en punto de las 7 de la mañana.

Los inscritos a partir de la división C arrancaron más tarde, a manera de permitir fluidez en cada uno de los greens.

233 bastoneros disfrutaron de un fin de semana de swing en uno de los mejores campos del país.

Golfistas de Nayarit, Aguascalientes, Guadalajara, León e incluso participantes extranjeros asiduos a este torneo se dieron cita para engalanar la fiesta de casa.

se otorgaron reconocimientos durante la esperada comida de premiación, tales como bonos en efectivo, carritos de golf, equipos de palos, entre otros artículos, para reconocer a los jugadores que más destacaron durante las tres jornadas del certamen.

Con la mejor de las convocatorias y el clima perfecto, se celebró la edición XXIII del Torneo Anual de Golf de Juriquilla, en el que 233 bastoneros disfrutaron de un fin de semana de swing en uno de los mejores campos del país.

Golfistas de Nayarit, Aguascalientes, Guadalajara, León e incluso participantes extranjeros asiduos a este torneo se dieron cita para engalanar la fiesta de casa, en la que se repartió más de un millón de pesos en premios.

“Tenemos a unos chicos inscritos de Chicago, que ya han estado aquí en varias ocasiones; vienen de otros países a jugar aquí porque saben la importancia de este torneo, que además suele reunir a los amigos”, dijo Juan Almaraz, director operativo.

La organización fue perfecta. Las categorías de Campeonato, AA, A, B y Damas comenzaron a jugar desde el viernes, en punto de las 7 de la mañana, mientras que los inscritos a partir de la división C arrancaron más tarde, a manera de permitir fluidez en cada uno de los greens.

“Hemos mantenido un buen promedio de asistencia en los últimos años, que, además, es cómodo para dar la atención debid, permitir que no se sature el campo y garantizar que los golfistas jueguen libremente”, comentó Almaraz.

La organización funcionó a la perfección. En todo el recorrido los asistentes pudieron refrescarse con bebidas y alimentos, además de que contaron con la asistencia de los elementos del staff para resolver cualquier duda.

Durante los tres días, las emociones estuvieron al límite debido a la reñida disputa por el campeonato entre Juan Pablo Colín Gómez, originario de Guadalajara y Javier Ramírez, representante de Aguascalientes.

No fue sino hasta los últimos minutos del tercer día de la justa cuando Colín despuntó y finalmente se coronó como campeón. Este gran apasionado del golf desde la infancia es quien constantemente se lleva el título en los torneos del estado, y éste no fue la excepción, ya que se coronó –por cuarto año consecutivo– con un score de 211 golpes.

“El campo estuvo en buenas condiciones y la organización excelente, por lo que debo felicitar a los organizadores. Realmente estoy contento de refrendar el título, que se definió en los últimos hoyos”, expresó orgulloso el campeón ratificado.

Para cerrar este exitoso torneo de la manera más amena, se otorgaron otros reconocimientos durante la esperada comida de premiación, tales como bonos en efectivo, carritos de golf, equipos de palos, entre otros artículos, para reconocer a los jugadores que más destacaron durante las tres jornadas del certamen.

Temas Relacionados
golf convivencia familia Juriquilla

Comentarios