Se encuentra usted aquí

19/09/2013
12:03
-A +A

¿Cuál es la característica principal de tu marca?
DOM es un poco oscura en cuanto a materiales, el diseño es un poco sobrio, pero siempre buscamos seguir tendencias para que nuestros clientes puedan tener acceso a los estilos mundiales, sin perder el concepto de la línea del diseño que siempre ha seguido la marca que es la magia y fantasía.

¿De qué materiales están hechos tus diseños?
Utilizamos una variedad de materiales como plata, cuarzos y minerales, que están de moda. En cuanto a técnicas trabajamos laminados, vaciados, de todo.

¿Cuál es el diseño más raro o extravagante que hayas hecho?
En alguna ocasión me encargó una pareja de Querétaro unos anillos de compromiso, me contaron la historia de cómo se conocieron, de los apodos que tenían entre ellos y a partir de eso creamos los diseños en plata, pero la piedra pequeña, que cargaban cada una de las joyas, tenía cristalizado un pedacito de la otra persona con un poco de ADN, logrado con un listoncito de cabello utilizado mediante un proceso de carbonización para generar el mineral que se ve como una piedra normal para que ambos se cargaran siempre el uno al otro. Es de las cosas más locas que he realizado.

¿A quién de los diseñadores admiras?
Me gusta muchísimo Alexander McQueen, quien dejó un legado en cuanto a un estilo que se puede decir es bastante barroco, completo y complicado. Pero lo que admiro de él es que siempre lo supo reinterpretar al mundo actual, a las tendencias; también el tipo de materiales y técnicas utilizadas.

¿Para quién te gustaría diseñar una joya?
Para Drácula –risas-. Es de mis personajes de la literatura que desde chiquito me marcaron por su estética, la cuestión de los colores, el frío. Cuando vi la película me impactó, sobre todo por el estilo de vida de los vampiros, elegante, sobrio, nocturno, esa fantasía de poder vivir en el misterio.