Velocidad y pasión se vivió en la pista de la Universidad Anáhuac

Un contingente compuesto por más de 900 personas que portaban las playeras oficiales del evento, salieron velozmente de la meta
Compartir
Un contingente compuesto por más de 900 personas que portaban las playeras oficiales del evento, salieron velozmente de la meta para cubrir en el menor tiempo posible,
La octava carrera también contempló la convivencia familiar, entre sus objetivos
17/05/2018
06:00
Donna Oliveros
-A +A

En un ambiente de sana competencia, más de 900 atletas y estudiantes se reunieron en la Universidad Anáhuac para ser partícipes de un festejo deportivo y de convivencia familiar

Publicado por Revista Clase Querétaro en miércoles, 16 de mayo de 2018

 

Apenas comenzaban a asomarse los primeros rayos del sol, cuando en  El Marqués ya se encontraban calentando los primeros atletas participantes de la octava carrera Anáhuac–Zibatá.

Minutos antes del arranque, el sacerdote Alejandro Reynoso dio la bendición a los corredores, y los alentó a mantener el equilibrio interior y a comportarse fraternalmente durante la carrera. “Que esta competencia haga su misión, fortalezca el espíritu y asegure la salud del cuerpo y la mente”, expresó.

Minutos después de las ocho de la mañana, en las instalaciones de la Universidad Anáhuac Querétaro, la egresada de la carrera de arquitectura y poseedora del actual récord mexicano en salto triple, Ivonne Rangel, dio el disparo de salida junto con Hugo Aguilar, representante de la Asociación Queretana de Atletismo.

Un contingente compuesto por más de 900 personas que portaban las playeras oficiales del evento, salieron velozmente de la meta para cubrir en el menor tiempo posible, las distancias de tres, cinco y 10 kilómetros alrededor del Circuito Universidades.

carreraanahuac_1.jpg

Conforme los deportistas fueron llegando a la meta, el staff del evento colgó sobre sus cuellos la medalla de la edición, la cual forma parte de un conjunto de cuatro  piezas que sumadas, completan la figura de “Leonel”, la mascota de la universidad; esto con el objetivo de que la gente se mantenga motivada y participe en los próximos años.

En la premiación, el atleta de 19 años, Jorge Cabrera, recibió un reconocimiento por alcanzar el primer lugar dentro de la categoría de 5 km varonil. Además de asistir con la motivación de llevarse el primer puesto, el también subcampeón mundial de triatlón en el Challenge Sprint de San Gil, del año pasado, compartió su interés de estudiar Mercadotecnia en la institución anfitriona y mantener a la par su carrera deportiva. “Soy fan de la Universidad Anáhuac, vine para demostrar que  aunque las piernas están flacas, sí corren”, agregó entre risas, no sin antes manifestar que está entre sus planes representar próximamente al país en el mundial de Triatlón sub 23.

carreraanahuac_10.jpg

Tanto Cabrera como Fernanda Pérez, quien logró el primer lugar en la categoría de 5 kilómetros  femenil, aprovecharon el evento para seguir con su entrenamiento, ya que próximamente competirán en la Olimpiada Nacional 2018, a celebrarse el 23 de mayo en Quintana Roo.

“Es la primera vez que participo en una carrera como estas y la verdad no me esperaba este resultado. Estuvo muy pesada la ruta, las subidas no son algo que me guste hacer, pero finalmente todo salió bien y es parte de mi entrenamiento. Yo hago triatlón y esto fue como parte de mi preparación”, dijo la joven promesa queretana.

Compartir

Comentarios