Fernanda Portilla, Mujer queretana de gran valor

Actualmente está enfocada al cien por ciento en sus hijos Natalia e Iker y en apoyar la carrera de su esposo el diputado Braulio Guerra

Clase 15/08/2014 13:39 Actualizada 18:39

Nacida en Querétaro, de padres y abuelos queretanos, Fernanda Portilla es egresada de la Licenciatura en Leyes por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), profesión que eligió motivada por su padre, quien se desempeña como abogado litigante.

Como esposa y como mamá, Fernanda, de 30 años de edad, se considera una mujer muy afortunada por la familia que tiene, misma que define como su mayor tesoro y con quien disfruta al máximo cada momento.

¿En qué etapa de tu vida decides formar una familia?

Conocí a Braulio precisamente en las aulas de la Universidad Autónoma de Querétaro, tuvimos una relación de noviazgo de dos años, me entregó el anillo de compromiso, seguimos nuestra relación un año más, hasta que decidimos formalizarla.

¿Cómo logras adaptarte a los tiempos de tu esposo?

Lo que nos ha ayudado mucho es la paciencia, en todo momento trato de ser paciente con su trabajo que es muy demandante, pero el tiempo que él está con nosotros también sé que es de calidad, está al cien, siempre dedicado y gozando a sus hijos, Natalia  que posee un liderazgo nato, es una niña líder en su escuela, es extrovertida; en cambio, el pequeño Iker es más serio, más metódico, al menos eso parece ahora, falta que crezca un poco más.

¿Qué disfrutas hacer en familia?

Como pareja Braulio y yo disfrutamos muchísimo ver series en la sala de televisión ya que los niños están dormidos, nos pueden dar la una o dos de la mañana porque somos fanáticos, se trata de un momento muy de nosotros, en casa, en nuestro ambiente. Y como familia disfrutamos mucho salir a comer, a dar la vuelta en alguna plaza, la verdad es que ni si quiera se requiere de hacer algo en grande para pasarla bien, el hecho de convivir en familia es lo más importante.

¿Cuáles son los valores que se inculcan en su familia?

Creo firmemente en que el ejemplo arrastra y con nuestro actuar tratamos de inculcar a nuestros hijos el valor de la honestidad, la solidaridad y la generosidad. Braulio es una persona muy trabajadora, responsable y un gran ejemplo para ellos. También estoy totalmente de acuerdo de que la educación se comienza desde el hogar, la escuela es un complemento pero en la casa es donde realmente se forma y se educa.

¿Cuál es el apoyo hacia tu esposo?

Braulio tiene todo mi apoyo incondicional, somos un equipo y trabajamos juntos en todo lo que él hace y en la educación de nuestros hijos y lo que ellos decidan ser de grandes lo vamos a apoyar, siempre impulsándolos para que culminen sus estudios y se sigan preparando en lo que ellos quieran ser.

Como queretana que eres ¿qué admiras del estado?

Sin duda Querétaro es hermoso, una ciudad que se ha conservado muy limpia a través de los años, además de ser segura y eso hay que valorarlo. 

Comentarios