Se encuentra usted aquí

12/09/2013
02:00
-A +A

El Centro Ecuestre Otomí, ubicado en San Miguel de Allende, Guanajuato, abrió sus puertas para recibir a cientos de jinetes y amazonas de toda la República Mexicana, quienes compitieron en las más de 20 categorías que se disputaron del 5 al 8 de septiembre durante el Gran Premio Otomí 2013.

En la Copa Chrysler, que se disputó a una altura de 1.50 metros se vivió una cerrada final entre cinco jinetes y una amazona, prueba en donde el tiempo y la limpieza del recorrido fue clave para el triunfo de Sofía Larrea y su caballo Archimides Scribe, con el que se hizo acreedora de un automóvil, así como de una casaca del diseñador italiano Alessandro Albanese.

Mientras que durante la copa Big Bola, que se realizó a seis barras, el binomio conformado por Jefferson Martins y Cartoon’s star obtuvo el primer lugar alcanzando una altura en la última barra de 1.83 metros. Debido a la confianza que le dio el triunfo, al finalizar dicha competencia, el ganador intentó con gran valentía, pero sin éxito, romper el record mundial saltando un obstáculo a una altura de 2.05 metros, en donde además de la marca se encontraba en juego un auto de la marca inglesa Aston Martin.

RECUADRO EDITORIAL

El diseñador alemán Werner Deeg fue quien elaboró los recorridos de ambas copas.