05 / agosto / 2021 | 07:18 hrs.

Perfil de Adolfo Ríos

Clase 12/06/2014 14:59 Actualizada 14:59

Un hombre amante de su familia,  creyente de Dios, talentoso deportista y directivo comprometido. Un verdadero ejemplo a quien celebramos este día del padre.

 

Sus inicios en el futbol  son en Uruapan, donde comienza a jugar a nivel profesional en tercera y segunda división, en el equipo de PUMAS ENET de segunda división y Mario Alberto Trejo (actual director deportivo de PUMAS)  le hace la invitación a probarse  en PUMAS. Después va a México y en dos años ya estaba en primera división y a partir de ahí jugó 18 años en primera división.

A su retiro trabajó ocho años en los medios de comunicación y después lo invitan para integrarse ya en un puesto directivo en los Gallos Blancos de Querétaro.

 

Ya en Querétaro, como presidente de Gallos Blancos ¿cómo divides el tiempo entre estar al frente de un equipo y tu familia?

De hecho mi familia, que es el regalo más preciado que Dios me ha dado, fue el motivo de mi retiro para estar ya con ellos, para tener esa convivencia que de alguna manera el futbol me quitó y hoy la he recuperado desde hace 10 años que me retiré. Ahorita estoy por cumplir ya dos año en un puesto directivo en los Gallos Blancos, y por fortuna, los tiempos de Dios son perfectos y a pesar de que hemos pasado por cosas duras, hemos aprendido y seguimos aprendiendo. Pero, también hemos tenido, después de una aflicción grande, una gran bendición y ahora las cosas empiezan a caminar de manera distinta y tenemos mucha fe y mucha confianza en que el proyecto que estamos llevando junto con Mariano Varela las cosas se van a acomodar en buen término para los queretanos.

¿Cómo se adapta la familia a este nuevo cambio?

Muy bien, la adaptación ha sido excelente; al principio que llegamos a Querétaro, cada uno tenía sus convicciones de aficionados para seguir a sus equipos favoritos y después, como nos ha tratado la gente y ahora que tenemos un cargo en la directiva, no hay más equipo que Gallos Blancos para toda la familia y eso por su puesto es vivir la situación del equipo, la cuestión de los jugadores, el nivel del mismo equipo; las victorias las han gozado, las derrotas las han llorado, entonces están llevando, ahora sí que en su pecho, los colores de Gallos.

¿Qué representa para ti la figura paterna dentro de un hogar?

Primero, el saber que tenemos un padre todos que es Dios, y, depende de la forma cómo nos ha ido en nuestra casa es como pensamos que es nuestro padre. Tristemente, no todos los papás en este mundo llegan a ser ejemplo de lo que tendríamos que tener como un padre, como un padre amoroso, un padre comprensivo, un padre por su puesto dirigente, con sabiduría y que pueda ceder cuando tiene que ceder, pero apretar cuando tiene que apretar y disciplinar cuando tiene que disciplinar. La situación en ese sentido te abre una relación y esa relación tenemos que tenerla como padres. Yo tuve la bendición de tener dos hijos; mi hijo ya va a cumplir 21 años y mi hija tiene 18, entonces el ser padre es un aprendizaje de todos los días, no es una situación que ya por ser papá hayas cumplido. Al contrario, la obligación es ni siquiera día a día, ni hora a hora, es minuto a minuto o segundo a segundo y la mejor manera de proyectar a nuestros hijos una enseñanza, es con el ejemplo.

¿Cómo te defines como padre y como esposo?

En ese sentido, seguimos teniendo aprendizaje, no solamente como esposo, sino como padre. Trato con mi esposa de tener una gran comunicación, que es la base finalmente del éxito, porque los hijos van creciendo y cada vez nos vamos enfrentando con situaciones diferentes, nunca tuvimos un hijo de 21 años hasta que los cumplió. Así, cada vez vas teniendo una situación diferente con ellos.

¿Cuál consideras una forma correcta de educar a los hijos?

No puedes apretar demasiado que los hagas que exploten, ni los puedes liberar demasiado para que se sientan que ellos definen su vida. Me parece que la disciplina es súper importante en la educación de los hijos, sí tienes que animarlos a que ellos tomen sus propias decisiones, pero no abrir puertas que después no puedas cerrar; esas puertas son el libertinaje, porque una cosa es libertad y otra libertinaje, entonces nosotros hemos tratado de mantener alejados a nuestros hijos de situaciones que en algún momento dado no pudieran ellos llevar o soportar.

¿Te hubiera gustado que tus hijos fueran futbolistas?

Mi hijo estudia la Universidad, está estudiando Negocios Internacionales, ya está a la mitad de la carrera, sí le gusta el futbol, le encanta echarse sus cascaritas, está en el equipo de la escuela, pero nunca le llamó la atención dedicarse al cien por ciento al futbol profesional. Él ha sido un deportista, siempre ha tenido facilidad para cualquier deporte; de repente llegó un día y me dijo que quería jugar un año futbol americano que porque quería trabajar fuerte, pero pues nada más fue un año; entonces en los deportes que juega, al igual que mi hija han tenido una facilidad de aprendizaje importante, pero no como para pensar en una situación de dedicarse al deporte al cien por ciento.

¿Cuál es tu meta al frente de Gallos Blancos?

Realmente te puedo decir que tenemos un grupo de trabajo extraordinario, de ninguna manera pienso que el importante sea yo, jamás lo he pensado porque sin toda la gente con la que hacemos el trabajo juntos no habríamos conseguido lo que hasta el momento, en poco tiempo hemos conseguido. Ahora tenemos una gran bendición de que la nueva empresa que ahora representamos le viene a dar una certidumbre a toda la situación que este equipo a lo largo de la historia ha vivido, realmente soñamos con hacer de este equipo una institución importante dentro del futbol, una institución que pase primero por la transparencia, la honestidad y la disciplina, antes que por otra cosa y que los jugadores que vengan a este equipo sepan por qué empresa están respaldados y que se maneje de la misma manera esa imagen que se tiene con las empresas de los dueños, que sea una rama más de ese árbol tan importante a nivel nacional e internacional.

¿Con mucha fe en Dios?

Acá en el organigrama lo primero para mí es Dios, mi familia después y mi trabajo después; yo creo que la relación más importante, sin hablar de ninguna manera de religión, es una relación con Dios. Estoy a punto de cumplir la semana que entra 22 años de casado, yo no me veo de otra manera que con mi esposa y mis hijos. Si hay una cosa de la cual yo me puedo sentir orgulloso es que la presencia de Dios ha mantenido mi matrimonio. Y a mí me ha mantenido y me ha fortalecido en los momentos complicados, porque situaciones de vida tenemos todos, tentaciones tenemos todos y todas y en esa situación lo que me ha dado la fortaleza es la relación que tengo con Dios.

¿Cómo acostumbras celebrar el Día del Padre?

Lo hacemos prácticamente en familia; regularmente mi esposa prepara diferentes guisos estilo Michoacán, prepara menudo, pozole; prepara también unos taquitos de lengua espectaculares y nos juntamos con mis papás y algunos de mis hermanos, también con los padres de mi esposa y algunos de sus hermanos. Hacemos un evento muy familiar en casa; realmente hace mucho tiempo que no salimos ese día a un restaurante o algún lugar porque se satura demasiado y llega a ser un poquito complicado con tanta gente conseguir una mesa para 30 personas,  por eso lo hacemos en casa, chupándonos los dedos para que no nos critiquen en la calle –risas- con todos los antojitos de repente viene la familia y nos trae como:  corundas, uchepos, todo ese tipo de antojitos michoacanos, que son nuestras raíces y que disfrutamos mucho.

A propósito del Mundial de Futbol, ¿cuáles son tus pronósticos?

Lo que es en Sudamérica, yo creo que hay dos equipos para mi gusto que son los favoritos que son Argentina y Brasil y de Europa me parece a mí que entre Alemania y España pueden llegar al campeonato. Nunca me he sacado los pronósticos, entonces no te confíes mucho con lo que te estoy diciendo –risas-.

En cuanto a la preparación de la Selección Mexicana, ¿cuál es tu opinión?

Muchas veces cuando es una preparación extraordinaria, resulta que llega el Mundial y cambia todo, porque la mentalidad de los muchachos es que se prepararon tan bien que pueden llegar sobrados y los mejores resultados, casualmente, han sido cuando la preparación no ha sido tan buena y entonces  los muchachos de una forma u otra están más concentrados por conseguir el nivel necesario. Tengo mucha confianza en que México va a ser un buen papel, no va a ser nada sencillo, pero sí creo que con lo que está hasta el momento mostrando, su mejor nivel lo va a tener en el mundial.