Comer yogur puede disminuir el riesgo de cáncer de intestino

Estudios anteriores han sugerido que comer mucho yogur podría reducir el riesgo de cáncer de intestino al cambiar el volumen de bacterias en el intestino
Comer yogur puede disminuir el riesgo de cáncer de intestino
Aquellos que ingerían dos o más porciones por semana tenían un 19% menos de probabilidades de desarrollar un adenoma convencional. (Foto: Especial)
26/06/2019
04:28
Redacción | El Universal
-A +A

Comer dos o más porciones semanales de yogur puede ayudar a los hombres a disminuir el riesgo de desarrollar adenomas, un crecimiento anormal que precede al cáncer de intestino.

La investigación, publicada en la revista Gut, encontró que dichas asociaciones fueron más fuertes para los adenomas que pueden volverse cancerosos y para aquellos localizados en el colon.

Estudios anteriores han sugerido que comer mucho yogur podría reducir el riesgo de cáncer de intestino al cambiar el tipo y volumen de bacterias en el intestino (microbioma).

Pero no está claro si la ingesta de este producto también podría estar asociada con un menor riesgo de crecimientos precancerosos.

Es por ello que investigadores analizaron las dietas y el desarrollo posterior de diferentes tipos de adenoma entre 32 mil 606 hombres y 55 mil 743 mujeres que formaron parte de diversos estudios.

Todos los participantes se sometieron a una endoscopia de intestino delgado, un procedimiento que permite observar el interior de ese órgano, entre 1986 y 2012. Y cada cuatro años proporcionaron información sobre el estilo de vida y la dieta.

Artículo
El PRI le dejó a AMLO una herencia maldita en el sector, dice; “La gente enferma no se cura con discursos, sino con recursos”
Niños con cáncer no deben pagar por pleitos de políticos: Germán MartínezNiños con cáncer no deben pagar por pleitos de políticos: Germán Martínez

Los hallazgos mostraron que durante ese periodo se desarrollaron 5 mil 811 adenomas en hombres y 8 mil 116 en mujeres.

En comparación con los hombres que no comían yogur, aquellos que ingerían dos o más porciones por semana tenían un 19% menos de probabilidades de desarrollar un adenoma convencional.

Este riesgo también fue menor (26%) para los adenomas que tenían una alta probabilidad de volverse cancerosos y para aquello ubicados en el colon.

De igual manera, se observó una tendencia hacia un riesgo reducido para aquellos adenomas un centímetro o más. Ninguna de estas asociaciones fue evidente entre las mujeres.

Los autores señalaron que pese a estos resultados no puede establecerse la causa, pues se necesitan más investigaciones para descubrir la biología involucrada.

A modo de una posible explicación, señalaron que las bacterias Lactobacillus bulgaris y Streptococcus thermophilus, pueden reducir la cantidad de químicos que causan cáncer en el intestino.

Además, este alimento puede tener propiedades antiinflamatorias y reducir la “filtración” del intestino ya que los adenomas se asocian con una mayor permeabilidad intestinal.

Comentarios