Aprenda a prevenir el estreñimiento

Podemos pensar que el estreñimiento es una patología banal, pero tiene una repercusión muy importante en la calidad de vida de quienes lo padecen
Noticias de Querétaro
Los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido señalan que caminar o correr a diario puede ayudar a ir al baño con más regularidad. (FOTO: EFE)
29/03/2018
12:34
EFE
-A +A

Hay factores que aumentan el riesgo de tener estreñimiento. Se trata del “sedentarismo, el consumo insuficiente de fibra y líquidos, alteraciones neurológicas y/o psicológicas, padecer otros trastornos digestivos y el consumo de algunos medicamentos”, señala Ana Celada, miembro de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

Podemos pensar que el estreñimiento es una patología banal, pero tiene una repercusión muy importante en la calidad de vida de quienes lo padecen.

Hablamos de estreñimiento cuando una persona va al baño con escasa frecuencia o cuando defecar implica un esfuerzo excesivo o una sensación deevacuación incompleta. Sin embargo, no todo lo que tomamos por estreñimiento realmente lo es.

“Es un error pensar que hay que hacer una deposición a diario. Hacer de vientre una vez cada tres días entra dentro de lo normal”, aseguran los especialistas de la Sociedad Española de Patología Digestiva.

FRECUENCIA NO HOMOGÉNEA
De hecho, señalan que una de las falsas creencias más extendidas es que hay que evacuar todos los días y, de no hacerlo, no se limpia bien el organismo. “Pero esto no es así”, subrayan.

De igual manera, los expertos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos manifiestan que la función excretora puede variar de unas personas a otras y se considera perfectamente normal la frecuencia que va, desde tres deposiciones diarias, hasta una cada tres días.

En este sentido, Mercedes Ricote, médico especialista en medicina familiar y comunitaria, explica que “por lo general, una función defecatoria saludable sería aquella en la que la persona realiza, al menos, tres evacuaciones por semana, sin dolor ni esfuerzo excesivo y alcanzando una sensación de vaciado completo del recto”.

Según indica la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el estreñimiento es un trastorno que afecta más a las mujeres que a los hombres (en una proporción de dos a uno) y que se incrementa especialmente a partir de los 65 años. También suele ser más habitual durante el embarazo.

Esto ocurre “por los cambio hormonales que prolongan la permanencia de los alimentos en los intestinos para incrementar la absorción de nutrientes; por la ingesta de complementos vitamínicos que contienen hierro y por el crecimiento del útero y del feto que empujan los intestinos y dificultan un tránsito normal de las heces”, señalan desde Johnson & Johnson, la empresa que comercializa microenemas, un fármaco para combatir el estreñimiento.

BENEFICIOS DE LA FIBRA
Independientemente de la edad y del embarazo, hay factores que incrementan el riesgo de tener estreñimiento. Se trata del “sedentarismo, el consumo insuficiente de fibra y líquidos, alteraciones neurológicas y/o psicológicas, padecer otros trastornos digestivos (por ejemplo, el síndrome del colon irritable) y el consumo de algunos medicamentos, entre ellos tranquilizantes y sedantes”, señala Ana Celada, miembro de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

Además de estas, los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido incluyen entre las causas más comunes de estreñimiento: “cambiar la dieta o la rutina diaria, sufrir estrés, ansiedad o depresión e ignorar de manera recurrente la urgencia de ir al baño”.

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos apuntan que las causas del estreñimiento son muy variadas.

“La dieta inapropiada escasa en fibras y líquidos, la vida sedentaria o la falta de hábito a la hora de defecar suelen provocar el estreñimiento. Además se produce también por otra serie de anormalidades y lesiones de nuestro organismo”, añaden.

 

Comentarios