La ciencia, sin rumbo claro en las plataformas electorales

Tres candidatos a la Presidencia han hecho promesas en torno del sector, sin embargo, no han definido proyectos de trabajo
Ilustración: René Zubieta
04/06/2018
01:21
Yanet Aguilar, Abida Ventura y Sonia Sierra
-A +A

Durante la campaña electoral, al menos tres de los cuatro candidatos a la presidencia de la República han reconocido que es necesario apoyar más el sector de la ciencia y la tecnología en el país. Pero cómo trabajarán y cuáles serán sus estrategias, es algo que todavía no concretan. Algunas respuestas —se espera— se expondrán en el tercer y último debate presidencial, el martes 12 de junio, que entre otros temas abordará el desarrollo sustentable y el cambio climático.

A algunos de los candidatos, como Andrés Manuel López Obrador de la coalición Juntos Haremos Historia, y Ricardo Anaya del Frente por México, se les ha visto rodeados de especialistas en la materia, sin embargo no han hecho propuestas específicas.

Como dato curioso, la ciencia confronta a dos hermanos: los Romero Hicks; Juan Carlos, con más experiencia en el campo de la ciencia, está en el equipo de Anaya, mientras que José Luis es el coordinador de esa materia en la campaña de Meade.

Ciencia para el desarrollo

El candidato a la presidencia de la República por la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano), Ricardo Anaya, ha expresado en diversos momentos de la campaña su intención de apoyar e invertir en ciencia y tecnología. Así lo ha hecho frente a jóvenes emprendedores o estudiantes, como cuando el pasado mes de abril vistió en Ciudad Juárez, Chihuahua, las instalaciones del Technology Hub, una incubadora de proyectos de innovación y manufactura inteligente. Ahí, se comprometió a apoyar el sector de la ciencia y la innovación.

Como encargado de este tema, en su equipo designó a Juan Carlos Romero Hicks, ex Rector de la Universidad de Guanajuato y ex director de Concacyt. En su plataforma electoral están delineadas algunas de las propuestas; entre los cinco ejes que rigen su propuesta, en “Desarrollo Económico con Inclusión e Igualdad”, menciona sus planes para “establecer una política de Estado que fomente la ciencia y la tecnología mexicanas, orientándola con visión estratégica a contribuir al desarrollo nacional”. Para lograrlo propone incrementar el presupuesto destinado a la investigación científica y al desarrollo tecnológico, más no indica cómo o a cuánto lo incrementaría. También plantea incluir programas de divulgación científica y técnica.

Otros de sus objetivos son “priorizar programas y proyectos de investigación y desarrollo científico y tecnológico orientados al beneficio social”, “consolidar una política de ciencia y tecnología de largo plazo, y promover la vinculación entre los centros de investigación y desarrollo científico con sectores productivos y la sociedad.

Ahí también delínea sus propuestas respecto a medio ambiente y desarrollo sostenible. Entre otros puntos, plantea que “el que contamina paga para toda explotación de los recursos naturales o cualquier tipo de proyecto productivo, recreativo o turístico”. Propone fortalecer el marco jurídico y las instituciones encargadas de salvaguardar los ecosistemas del país, el medio ambiente y la protección de los animales. Se compromete a que “el país cumpla con sus compromisos internacionales en materia de cambio climático y calentamiento global, así como de protección de la biodiversidad”.

Apuesta por la investigación.

Aunque en el Foro México 2018: “Desafíos de la nación”, representantes de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), se comprometieron a crear proyectos que generen presupuestos para el sector científico, falta una propuesta más definida para el rubro en la plataforma de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La idea más clara está en Proyecto 18, donde proponen un incremento sustancial a la investigación científica —sin precisar de cuánto—, en especial para centros públicos de educación superior; así como el desarrollo de la ciencia básica y aplicada.

En dicho documento urgen a cambiar las políticas de investigación científica mediante una transformación profunda del Conacyt y de la política de estímulo a la investigación del país; proponen la actualización de estudiantes, profesores e investigadores, y el fortalecimiento institucional de los programas de investigación.

Artículo
Investigadores y alumnos de la UAQ crean aplicación
Lanzan app HidroJurica para prevenir desastresLanzan app HidroJurica para prevenir desastres
 

Se plantean iniciativas transversales; en ese sentido, desde el sector Cultura hay propuestas. En un documento que entregó a EL UNIVERSAL el equipo de Alejandra Frausto, se señala que trabajarán en un programa nacional de desarrollo científico y tecnológico en acciones de comunicación de la ciencia en comunidades urbanas, rurales e indígenas, con reconocimiento a saberes tradicionales.

“Se involucrará a varios artistas y científicos mexicanos para crear acciones conjuntas de arte y ciencia, que se presentarán en espacios culturales”; también se “crearán talleres de ciencia y tecnología en los que los jóvenes puedan apropiarse de la ciencia y en los que puedan desarrollar innovaciones tecnológicas”; y se trabajará conjuntamente con Conacyt y el FONCA para apoyar proyectos interdisciplinarios de comunicación de la ciencia y de cultura científica.

Impulsarán la creación de un centro nacional de cultura científica, donde se presenten distintas expresiones culturales interdisciplinarias de arte y ciencia; y se diseñarán plataformas digitales.

Juntos Haremos Historia propone fortalecer la apropiación social de la ciencia y la tecnología y estar acorde a la sociedad del conocimiento. “Es importante crear un proyecto nacional que haga posible la construcción de sociedades plurales, basadas en el aprovechamiento de los conocimientos científicos, y tecnológicos, sin dejar de reconocer la importancia de los conocimientos locales y tradicionales”, señala el documento.

1.5% del PIB a ciencia

El más importante anuncio para el sector ciencia del candidato de la coalición Todos por México (PRI, PVEM y Nueva Alianza), José Antonio Meade, tuvo lugar el 4 de mayo cuando dijo que de ser elegido su gobierno incrementará los recursos para ciencia y tecnología en 1.5% del PIB.

Cuando a finales de febrero, Meade presentó a su equipo de campaña incluyó la figura de Coordinador de Ciencia y Tecnología, a cargo de José Luis Romero Hicks, sin embargo éste no ha presentado proyecto de ciencia alguno y sus apariciones han tenido que ver con otros temas. Aunque EL UNIVERSAL solicitó información, el equipo de campaña no respondió.

En su Plataforma Electoral y Programa de Gobierno, la coalición Todos por México sí plantea acciones en torno de ciencia, educación y tecnología, en todo caso, no las formas como se harán. Algunas de esas acciones son: adoptar políticas con enfoque de sustentabilidad y sostenibilidad; promover la adaptación ante el cambio climático —fortalecer sistemas de protección civil o invertir en infraestructura para proteger a la población de desastres naturales inevitables— y cumplir los compromisos en el Acuerdo de París.

La plataforma habla de promover la producción y el uso de energías limpias, al igual que la eficiencia energética, y la transformación productiva de la basura en energía. Otra de sus líneas de acción es desarrollar el talento especializado y promover la investigación e innovación en temas ambientales; mejorar la gestión de la calidad del aire y protección de la atmósfera: habla de reducir las emisiones de contaminantes “priorizando los sectores que más contaminan como por ejemplo el transporte comercial y de pasajeros” (sin embargo, no hace referencia a las industrias).

Propone mejorar la gestión de residuos sólidos, y la gestión sustentable del agua; combatir la deforestación y promover la reforestación, y expandir las áreas naturales protegidas.

GR

Comentarios