Al 31.8% no le alcanza para la canasta básica

Coneval: porcentaje estatal es 6.9% menor que el promedio nacional
Al 31.8% no le alcanza para la canasta básica
Foto: Archivo. El Universal
16/09/2019
09:00
Marittza Navarro
-A +A

En Querétaro, 31.8% de la población tiene un ingreso laboral inferior al costo de la canasta básica, porcentaje que está por debajo en 6.9% al promedio nacional, la cual alcanza el 38.7%, revelan datos del Consejo Nacional para de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El reporte corresponde al primer trimestre de este año, a través del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), un indicador que muestra la proporción de personas que no puede adquirir la canasta alimentaria con su salario.

Este índice depende del desempeño del mercado laboral y la evolución de la línea de bienestar mínimo, y se construye a partir de información que analiza el Coneval con información que se genera en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) generada por el Instituto Nacional de Estadística y Geogrtafía (Inegi).

Querétaro está en el lugar 11 de las entidades federativas con menor porcentaje de ingreso laboral inferior al costo de la vivienda

Las entidades con mayor porcentaje de población en la que su salario es inferior al costo de la canasta básica son Chiapas (68.4%), Oaxaca (61.4%), Guerrero (60.7%), Morelos (54.1%) y Zacatecas (50.8%).

En Querétaro hay un ingreso de 2 mil 752.18 pesos per cápita, mientras que en el país es de 2 mil 508.76.

Los estados con mayor ingreso per capita son: Baja California Sur con 4 mil 357.82 pesos, Nuevo León con 3 mil 741.32 pesos, Ciudad de México con 3 mil 519.14 pesos y Quintana Roo con 3 mil 506.21.

Los ingresos más bajos están en Chiapas con mil 272.23 pesos per cápita, Guerrero con mil 431.87, Oaxaca con mil 031.56, Morelos mil 673.27 y Veracruz mil 851.10.

Para obtener el ingreso laboral per cápita se suman en cada hogar los ingresos laborales mensuales de sus integrantes, obtenidos a partir de la información de la ENOE, y se divide entre el número de integrantes del hogar, obteniendo así el ingreso laboral de cada uno de sus integrantes.

Se obtiene la suma de personas que tienen un ingreso laboral inferior al promedio trimestral de los valores de la línea de bienestar mínimo, según su ámbito de residencia rural o urbana, y se divide entre los habitantes de cada entidad y el país para obtener el ingreso per cápita.

Coneval aclara que el ITLP no constituye mediciones de pobreza, pues no incluyen todas las dimensiones y conceptos que señala la Ley General de Desarrollo Social. Pero estas dos variables sirven como señal preventiva de corto plazo sobre el ingreso laboral de las familias y su relación con la evolución del valor de la canasta alimentaria.

Comentarios