BM descarta crisis alimentaria

Cartera 31/08/2012 03:24 Actualizada 12:03

A pesar de que los precios del maíz, la soya y el trigo se ubican en niveles históricos, el Banco Mundial no prevé una repetición de la crisis alimentaria de 2008.

Los precios internacionales del maíz alcanzaron los picos más altos en julio, al registrar un verano sin precedente en Estados Unidos y en Europa, informó el organismo internacional.

En la última edición del Informe Alerta sobre precios de los alimentos, añadió que entre junio y julio, los costos del maíz y el trigo se incrementaron 25%, cada uno; los frijoles crecieron 17% y solo el arroz se redujo 4%.

“Los expertos de Banco Mundial actualmente no prevén una repetición de 2008”, informó ayer el organismo. Sin embargo, aseguró que las graves sequías elevan los precios de los alimentos y amenazan el bienestar de la población.

“Los precios de los alimentos volvieron a subir bruscamente y amenazan la salud y el bienestar de millones de personas”, dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

El funcionario aseguró que la asistencia del Banco Mundial para el sector agrícola en el 2012 fue superior a los 9 mil millones de dólares, una de las cifras más altas en las últimas dos décadas.

El Banco Mundial destacó que, en caso de que la actual crisis se agrave, la institución está preparada para entregar mayor asistencia a los países clientes.

“Las medidas pueden incluir el aumento de la inversión en agricultura y otras áreas relacionadas; asesoría en materia de políticas; entrega de financiamiento urgente y apoyo para las redes de protección social”, concluyó.

Ayer, el organismo advirtió que los precios mundiales de los alimentos subieron 10% en julio por efectos de la sequía que ha golpeado los cultivos en EU y Europa.