Advierten por desechos

Cartera 30/06/2014 00:54 Actualizada 09:07

[email protected]

El probable impacto favorable que tendrán las reformas estructurales en la industria de la construcción, podría generar un problema serio en el manejo y confinamiento de residuos generados por esta industria, pues los desechos se elevarían 53.3% y 65% hacia 2018, si crece el sector.

A ello se suma la problemática de que sólo algunas entidades están preparadas para el manejo y confinamiento de esta clase de materiales, con padrones de prestadores de servicio, que incluyen recolección, transporte y, en algunos casos acopio, transferencia e incluso sitios de disposición final. (Actualmente sólo se ha identificado una planta de reciclaje en el Distrito Federal en operación).

De hecho, la gestión en residuos presenta serias deficiencias, pues la gran mayoría de los desechos son enviados a tiraderos clandestinos y otra parte se deja en la vía pública, generando problemas ambientales serios.

De acuerdo con el Plan de Manejo de Residuos de la Construcción y la Demolición, que fue elaborado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Contrucción (CMIC), en el sector se generan cada año 6 millones de toneladas de estos materiales o 17 mil toneladas diarias.

El organismo plantea dos escenarios en esta materia, si la industria de la construcción crece entre 3.5% y 5% en promedio anual en el periodo 2014-2018 por varios factores, entre ellos la Reforma Energética.

Un escenario es que con crecimientos de 3.5% la generación estimada de desechos sería de 9.2 millones de toneladas por año o 25 mil toneladas al día hacia 2018, un crecimiento de residuos del 53.3% anual y 47% por día.

Dos, con un aumento de 5% en esta actividad clave de la economía, la generación estimada de residuos sería de 9.9 millones de toneladas anuales o 27 mil toneladas diarias en 2018, aumentos de 65% y 58.8%.

Por ello, el organismo empresarial propone “crear infraestructura para manejar adecuadamente los residuos de la construcción y la demolición”.

A partir de febrero de 2013, con la publicación de la NOM-161-SEMARNAT-2011, se contempla, como una obligación para los constructores que generen más de 80 metros cúbicos de residuos en cada una de sus obras, la formulación y desarrollo del respectivo plan de manejo, razón por la cual la CMIC concluyó en abril de este año el Plan de Manejo de Residuos de la Construcción y la Demolición.

En él detalla que los residuos provenientes del material de excavación, de concreto y de prefabricados, representan en conjunto 87% del total, siendo desde las pequeñas obras de auto construcción hasta los grandes proyectos, las fuentes potenciales de generación y disposición de los desechos.

Los materiales de excavación residuales son arcillosos, granulares y tepetatosos; los de concreto simples, armados o asfálticos; los mezclados prefabricados son fragmentos de tabique, blok, adoquín, tubo y ladrillos.