Analistas: débil ingreso de firmas a segundo trimestre

Cartera 29/07/2014 00:12 Actualizada 03:30

En el segundo trimestre del año, las 35 emisoras que forman parte de la muestra del Índice Precios y Cotizaciones (IPyC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvieron en promedio un crecimiento anual de 6.2% en ingresos por ventas, mientras que en flujo operativo el avance fue de 9.5%, señalan datos financieros de las propias firmas.

El modesto avance de los principales indicadores de las empresas más importantes del país, se explica en gran medida por la debilidad de la demanda interna, en especial el bajo consumo y la lenta recuperación del exterior.

Las variaciones más bajas que se observaron en el trimestre para ventas, se reportaron en Kimberly Clark de México, Gruma y Grupo Sanborns. En contraparte, destacaron las cifras de compañías como Alsea, Minera Frisco y Autlán.

Carlos González, director análisis de Grupo Financiero Monex, opinó que los resultados van de la mano con el comportamiento del ciclo económico, en donde empresas de consumo y las del sector industrial son las menos favorecidas.

“Fue un trimestre de resultados modestos, en el que no se presentaron sorpresas positivas, muy en línea con lo esperado en un entorno de bajo consumo y una lenta recuperación de la parte externa, a nivel interno los mayores impuestos y el menor ingreso disponible frenó la demanda y se ve reflejado en empresas orientadas a este sector. Por otra parte, la recuperación en Estados Unidos no es al ritmo que todos esperamos y se reflejó en la parte exportadora e industrial”, indicó

Se espera un mejor desempeño en lo que resta del año, pero no en gran dimensión pues las expectativas no son positivas.

“Hay empresas que debido a su buena estrategia de adquisiciones, ventas e inversión obtuvieron buenos resultados, pero son casos contados, la economía no está ayudando mucho, si bien el segundo trimestre fue mejor al primero, hay recortes en las expectativas de crecimiento y la recuperación será más lenta a lo estimado, que se va a reflejar en la inversión, el número de empleos y en el consumo de los hogares”, mencionó González.

Otro indicador quepuso en evidencia los moderados resultados el sector privado en el periodo referido, es el flujo operativo de empresas o Ebitda (por sus siglas en inglés). En promedio, las firmas más importantes que cotizan en bolsa tuvieron un avance de 9.5% anual.

Compañías como Grupo Sanborns, Industrias ICH, Simec y Kimberly Clark fueron las que reportaron los retrocesos más significativos en Ebitda durante el periodo, mientras que Autlán, Alfa y Minera Frisco sobresalieron por sus altas variaciones anuales en este rubro.

Ignacio Cedillo, analista de Bursamétrica, indicó que las empresas tuvieron dificultades para generar su flujo de efectivo por los altos costos que han enfrentado.

“El clima ha sido adverso, los datos demuestran una incipiente recuperación económica, y esto provoca crecimientos nada espectaculares. El Ebitda crece menos por los costos de energía, gas, petróleo, que se han ido para arriba, además las compañías han enfrentado una volatilidad en el tipo de cambio lo que afecta su generación de efectivo, que sumado a las bajas ventas por los mayores impuestos y el bajo gasto de las familias, dan incrementos modestos”, comentó.

Cedillo destacó que hay confianza en que se pueda mejorar la situación para la segunda mitad del año.

“Hay resultados débiles pero positivos; sin embargo, la economía va a ritmo lento, las empresas tendrán que aplicar estrategias para no depender del ciclo económico, sólo así verán mejores resultados en lo que resta del año”, manifestó.