Machista, hablarle de planchas a la mujer: Vicky Form

El CEO defiende la campaña y prenda ‘Siente el juego’; publicidad va a mujeres seguras de su sexualidad: Zaga
Machista, hablarle de planchas a la mujer: Vicky Form
José Zaga, CEO de Vicky Form, asegura que “la marca jamás haría una campaña misógina, jamás. Vivimos de las mujeres, le vendemos a mujeres”. Foto: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL
29/06/2018
11:37
Sara Cantera
-A +A

Después de la polémica que ocasionó en redes sociales la campaña ‘Siente el juego’ de Vicky Form, que promueve una panty que vibra con ciertas jugadas durante un partido de fútbol, el CEO de la compañía asegura que la publicidad no es misógina y va dirigida a mujeres que se sienten seguras de su sexualidad.

El comercial muestra a una mujer indignada porque cada cuatro años, cuando hay Mundial de Fútbol, su pareja no le hace caso porque enciende la TV y no hay nadie más.

Entonces, la narradora dice que Vicky Form encontró la solución para que ambos se emocionen por igual: una pantaleta que se sincroniza, vía celular, con un partido de fútbol y emite vibraciones de diferente intensidad, dependiendo de si hay saque de banda, penal o gol.

“Machista hablarle de planchas, licuadoras y jabones lavaplatos a las mujeres”, dice José Zaga, CEO de Vicky Form, en entrevista con
EL UNIVERSAL.

“Machistas esos anuncios que parecen blindados y firmados por todos en donde está la familia desayunando y la mamá está como loca preparando el desayuno. Eso, a mí me parece machista”.

La campaña fue interpretada por algunas personas como si las mujeres no se pudieran emocionar igual que los hombres con el fútbol y como si estuvieran dispuestas a tener sexo en cualquier momento, ya que el comercial afirma que ya no habrá quien se queje por un buen juego y “solo desearán el momento en que alguien la meta”.

Al respecto, Zaga comenta que el público al que va dirigida la publicidad son las clientas de Vicky Form que se sienten a gusto con su sexualidad, disfrutan su cuerpo, son seguras de sí mismas e independientes.

La campaña de Vicky Form se lanzó el 11 de junio únicamente en medios digitales como Facebook, Twitter, Instagram y Youtube.

Del 11 al 25 de junio, fue vista por 5.2 millones de personas en Facebook y 500 mil en las otras redes.

El CEO de Vicky Form destacó que 84% de los 13 mil 481 comentarios en Facebook fueron positivos y 9% negativos. En Twitter fue al revés: 73% de los 2 mil 948 comentarios fueron negativos y 12% positivos.

Zaga considera que las reacciones negativas se deben a que México enfrenta un cambio en la sociedad, en el cual las reacciones se polarizan.

“Yo creo que vamos por buen camino, un camino positivo de equidad de género y de ver a la mujer como realmente es. Con una capacidad productora espectacular, con una inteligencia emocional increíble, con una capacidad de aportarle económicamente y en otras cosas a la sociedad, y eso está haciendo que se polaricen reacciones”, afirma.

El directivo comentó que la campaña a cargo de la agencia Element, la hizo una mujer; y en Machina, la empresa que desarrolló la tecnología para la prenda que vibra, una de las fundadoras es mujer.

“La marca jamás haría una campaña misógina, jamás. Vivimos de las mujeres, le vendemos a mujeres”, asegura Zaga.

La panty está en preventa vía correo electrónico y la fabricación comenzará hasta que se alcancen los primeros 6 mil pedidos.

Hasta el momento les han solicitado 4 mil piezas y cada prenda tiene un costo de 999 pesos.

Innovación. El CEO de Vicky Form explica que la intención de la compañía no es incursionar en una línea de juguetes sexuales.

“En 1999 sacamos el primer tirante invisible, Victoria’s Secret lo sacó en 2004, y ha habido otras innovaciones. También sacamos una panty con termogel para ayudar con los cólicos menstruales”, dice Zaga.

La pantaleta se fabricará en México y se podrá exportar a cualquier país, ya que la campaña se lanzó en Francia, Ucrania, Grecia, Rusia, India y Brasil, entre otros.

Vicky Form produce y vende más de un millón de prendas al mes y la marca asegura que se encuentra en casi 80% de los cajones de ropa íntima de las mujeres mexicanas.

mdgm

Comentarios