Sacrifican ahorro para cubrir gasto

Cartera 29/05/2014 02:00 Actualizada 10:02

[email protected]

La lentitud que ha presentado el dinamismo económico en los primeros meses del año, además de un escenario de mayores impuestos debido a la Reforma Fiscal, obliga al público en general a recurrir de manera frecuente a los depósitos en bancos de exigibilidad inmediata. Estos recursos crecieron 10.1% en términos reales en el mes de marzo, su mayor avance en los últimos 21 meses. La cifra contrasta con el ligero crecimiento de 1.6% en los depósitos a plazo, señalan datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

En un entorno de mayores impuestos, alto desempleo y bajo crecimiento económico, los usuarios sacrifican parte de sus ahorros y prefieren tener sus recursos disponibles y solventar cualquier eventualidad o bien para cubrir sus gastos corrientes, que se ven elevados por mayores tasas impositivas.

Para James Salazar, de CI Banco, la capacidad de ahorro de los mexicanos se ve mermada con un escenario de bajo crecimiento e ingreso disponible.

“La capacidad de ahorro tiene que ver con consumo. Los hogares han visto disminuidos sus ingresos debido a un efecto directo de la Reforma Fiscal y a una menor generación de empleo, cubrir su canasta de bienes hoy tiene un mayor costo. Con un crecimiento económico débil las familias destinan la mayor parte de sus recursos al gasto corriente, por lo cual prefieren mantener su dinero disponible, o bien dejan de ahorrar en los instrumentos tradicionales, como los depósitos a plazos”, indicó.

El analista destacó que los consumidores no están gastando más; al contrario, están sacrificando ahorro para cubrir el consumo corriente del hogar.

“La capacidad de ahorro en México es baja y es muy sensible a la debilidad económica. En este momento la confianza de los consumidores no es la mejor y este es un indicador que mide la salud de la economía. Si bien se espera una recuperación para el segundo semestre, gran parte depende de la parte externa y de la aprobación de las leyes complementarias de las reformas estructurales. De seguir posponiendo estas discusiones hay un gran riesgo de seguir con un ingreso disponible de bajos niveles”, dijo Salazar.

La cifra de depósitos en exigibilidad inmediata llegó a 1.94 billones de pesos en marzo, lo que representa el 61% de la captación tradicional de la banca mercantil en el país, mientras que en el mismo periodo del año anterior representaban el 59%.

Por otra parte, los depósitos a plazos totalizaron en el periodo de referencia un saldo de 1.03 billones de pesos, que significa el 32% de la captación de la banca; esta proporción fue menor al 34% del mismo mes del año previo.

En términos acumulados, durante el primer trimestre del año la liquidez inmediata en el sistema bancario del país creció 9.3%, un avance de más de 500 puntos base respecto a la variación de 3.7% observada en el mismo periodo del año anterior, mientras que las cuentas a plazos disminuyeron 4.4% promedio en los primeros tres meses del año.