21 / junio / 2021 | 11:13 hrs.

Repunte del país dependerá del mercado externo: analistas

Cartera 29/05/2014 02:00 Actualizada 03:30

[email protected]

A diferencia de lo previsto por las autoridades hacendarias, analistas del sector privado consideran que la recuperación de la economía mexicana durante el segundo semestre del año dependerá de la reactivación del mercado estadounidense más que del consumo interno, el cual se ha visto afectado por la débil percepción que tienen las familias sobre su situación económica.

Los factores que pueden incidir en el mejor comportamiento de la economía durante el segundo semestre del año serán, en primer lugar, una recuperación de las exportaciones mexicanas, una mayor demanda externa principalmente por parte de Estados Unidos; y en segundo lugar (pero con mayores reservas), un gasto de gobierno más elevado con relación al se se observó en 2013, lo cual estaría ligado también al Programa de Infraestructura, estimó Isaac Velasco, analista económico del banco Ve por Más.

En cuanto al consumo privado, el economista espera que permanezca moderado todo el primer semestre del año, y crezca a tasas modestas en la segunda mitad de 2014 (ligeramente superiores al 3%), debido a que hay una moderación en el crédito al consumo, y persiste un menor ingreso disponible de las familias que afecta a la confianza de consumidores.

Ahora la demanda interna depende fuertemente de la confianza del consumidor, no solamente de su ingreso sino también de la percepción que tiene de la economía. Después del mal desempeño que tuvo la economía en los primeros meses del año, el consumidor se quedó con dicha percepción, aunque ahora haya algunas señales de recuperación, comentó Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

Las últimas cifras de las exportaciones demuestran un incremento considerable, sobre todo en algunos sectores como el manufacturero, lo cual deberá irse permeando en el resto de la economía y, por lo tanto, los consumidores comenzarán a sentirse un poco más seguros respecto al crecimiento que se tendrá este año y a las condiciones macroeconómicas para el mediano y largo plazo, lo cual provocará una mayor confianza y que, por tanto, hagan más compras genererando un mayor consumo, destacó la especialista económica del banco.

Sin embargo, reconoció que los consumidores todavía son muy escépticos sobre el futuro del país y sus economías.

Ambos analistas coincidieron que será hasta el próximo año cuando las reformas, impulsadas por el actual gobierno, aterricen con la definición de las leyes secundarias y rindan frutos.