26 / julio / 2021 | 14:03 hrs.

Perfil de Rodrigo Peralta

Cartera 29/05/2014 14:59 Actualizada 14:59

EL ACTUAL CAMPEÓN DE LA NASCAR TOYOTA SERIES BUSCA EL BICAMPEONATO CON SU PARTICIPACIÓN EN LA TEMPORADA 2014, EN LA CATEGORÍA ESTELAR V8, POR LO QUE SIGUE PREPARÁNDOSE PARA LA SÉPTIMA FECHA QUE SE LLEVARÁ A CABO EN LA CIUDAD DE MÉXICO EL PRÓXIMO 8 DE JUNIO, DESPUÉS DE LA COMPETENCIA EN QUERÉTARO EN DONDE SE UBICA EN EL LUGAR NÚMERO 12 DE LA POSICIÓN GENERAL.

 

Nacido en México, DF, pero queretano de corazón, Rodrigo Peralta simpatizó con el mundo del automovilismo a los seis años de edad, motivado por su padre quien también es piloto.

Actualmente se disputa el campeonato de la temporada 2014 como competidor en la categoría V8 de la Nascar Toyota Series en donde representa al equipo Alcatel OneTouch con el auto número 24 de la Escudería Time Racing.

Su trayectoria deportiva comenzó a rendir frutos desde los 11 años de edad, cuando en 1998 resultó campeón regional de resistencia 5.5 en Cuernavaca, título que repitió en el 2009 y 2010, en este último año como Campeón Regional Cuernavaca de sprintshifter 80cc.

La pasión por este deporte lo llevó a coronarse Campeón Nacional Shifter 80cc, en el 2001 y tres años más tarde, en 2004, fue Campeón Nacional Shifter 125cc.

El 2006 fue su primer año en la Fórmula Renault 1600, obteniendo el tercer lugar en la primera carrera en Guatemala, el segundo en la carrera número dos en Costa Rica, y mismo lugar en la tercera carrera, en Ecuador. Además del tercer lugar del Campeonato Latam Challenge Series Fórmula 1600.

A sus 20 años de edad, en 2007, debuta en la Fórmula 2000, obteniendo el sexto lugar de la temporada de esta fórmula un año más tarde. 

En el 2009 es Campeón Shifter 125cc del Campeonato Interclubs y campeón de la Categoría Ministocks V6, en 2010, hasta llegar a ser Campeón de la Nascar Toyota Series 2013, título que busca refrendar este 2014.

 

¿Cómo inicias en el mundo del automovilismo?

Mi familia ha estado involucrada en las carreras por varias generaciones y tengo la fortuna de que mi papá sea un corredor de coches, es un gran piloto, campeón de diversas categorías nacionales y gracias a él comienza mi interés por los coches cuando a la edad de seis años me regala un Go-Karts. Lo que inició como un pasatiempo, como una simple actividad de fin de semana, fue tomando forma y seriedad al participar en campeonatos regionales y nacionales en los que me fui desenvolviendo y finalmente resultó que no era tan malo en esto de los coches.

¿Cómo ha sido el proceso hasta llegar a dónde estás ahora?

Fui subiendo de categoría hasta enfocar mi carrera en los autos tipo fórmula por alrededor de siete años hasta que un día tuve la oportunidad de correr en Querétaro en la categoría V6, gané la carrera y me enganché con este modo de competencia, de ahí se desprende todo este tema de la Nascar. Un año después de este triunfo, en el 2011 y 2012 tuve un poco de complicaciones en el tema de patrocinios y también se cruzaron mis estudios realizados en Madrid. Sin embargo, en 2013 fue una gran oportunidad con el equipo Time Racing que apostó por mí, fue el único auto dentro del equipo y logramos un campeonato. En realidad ha sido un proceso muy difícil porque se va creciendo a través de diferentes categorías y modelos de competencia.

¿Alguna vez soñaste con ser campeón de la Nascar?

Por su puesto que sí, pero se dio demasiado rápido, de verdad fue algo que no me esperaba tan de repente, prácticamente fue en mi primera temporada completa y ni siquiera completa, porque no pude correr Phoenix, falté a la primera carrera, logré calificar al desafío y obtuve el campeonato, fue un proceso bastante rápido sobre como se dieron las cosas.

¿Qué es lo más complicado de ser piloto?

Un fundamento en este medio de las carreras y como piloto es ser constante y no desistir, es algo que sí realmente quieres tienes que luchar por conseguirlo, porque de mil puertas que hay, a veces se abre sólo una y es cuando comienza el tedio de lo que son las carreras, porque al final es un deporte bastante caro para el que se requieren patrocinios, de marcas que confíen en lo que uno hace, le apuesten y apoyen.

¿Cómo te preparas para cada carrera?

Es mucho de pláticas con el equipo, transmitir todo lo que está haciendo el coche, platicar personalmente con la gente que trabaja en mi auto, también hay que realizar bastante ejercicio, porque es un deporte muy desgastante que requiere de mucha disciplina. Resulta muy desesperante el saber que te vienes cocinando, aparte de vestir un traje especial bastante pesado por el grosor para retardar el fuego, un casco, guantes, estás completamente amarrado y se vuelve muy frustrante, y aunque estamos hechos a eso y acostumbrados al tema de la claustrofobia sí se vuelve desgastante, podemos llegar a bajar hasta tres kilos en una sola carrera. Hay que estar bien preparados, perfectamente hidratados y con excelente condición física porque algunas partes del cuerpo sufren más que otras como pueden ser el cuello, la espalda baja, los brazos y antebrazos.

¿Cuál es tu ritual antes de entrar en la pista?

Se está consciente del riesgo que este deporte implica, pero siempre hay que ser muy positivos, yo soy un poco supersticioso y  sí tengo mis rituales antes de entrar en acción, siempre me encomiendo a la Virgen de Guadalupe, soy muy devoto de ella, también poseo algunos amuletos como una estampita que siempre me trae buena vibra, siempre me gusta vestirme de la misma manera, me tardo un poco en lo que me preparo porque  me pongo primero todas las cosas derechas, el guante derecho, el calcetín derecho, cuando me pongo el traje siempre meto primero la pierna derecha, el brazo derecho, en fin son cosas que ya cada piloto tiene de acuerdo a sus creencias.

Aparte de ser piloto, ¿realizas otra actividad?

El tema de las carreras consume bastante tiempo de mis semanas; sin embargo, tengo tiempo para dirigir una empresa familiar sobre impresión, soy encargado de la parte de producción y de la parte operativa de la planta, la cual me fascina ya que el tema industrial me llama mucho la atención, la verdad soy muy afortunado de poder realizar las cosas que más me gustan, creo que existe ese equilibrio entre un vida normal, de una persona que trabaja, por llamarlo así, y por otro lado, de entrenar los fines de semana como piloto.

¿Cómo logras combinar tus labores con tu vida social y personal?

Es un poco desgastante porque prácticamente todos los fines de semana estoy en algún lugar arriba de un coche y prácticamente no veo a mi familia, mi novia se desespera un poco al igual que mis amigos, quienes de repente quieren un poquito de tiempo para convivir conmigo, pero al final no somos superhéroes ni nada por el estilo, simplemente es cuestión de organizarnos y buscar los tiempos pese a que al mes tres fines de semana me toca estar fuera.

¿Cuáles son tus metas a corto, mediano y largo plazo?

Como meta a corto plazo es poder refrendar ese campeonato este año, poder poner en alto a los patrocinadores que han confiado ciegamente en nosotros y la mejor manera es colocarse campeones; a mediano plazo es empezar a hacer algunas pruebas en Estados Unidos e incursionar en series regionales; y a largo plazo, por su puesto en este medio siempre hay que soñar y siempre hay que tener ese sentido muy latente, me encantaría poder estar en Estados Unidos en alguna de las dos series más importantes de Nascar.