BofAML: México estuvo en recesión

Cartera 29/05/2014 02:00 Actualizada 10:01

[email protected]

Durante la mayor parte del primer trimestre, México estuvo todavía en recesión de acuerdo con el indicador que al respecto elabora BofA Merrill Lynch Global Research. Con las series revisadas, su indicador ahora señala que la recesión podría haber empezado en el cuarto trimestre de 2012, lo que significaría que la economía mexicana pudo haber estado en está condición por seis trimestres, advierte el análisis de dicha institución financiera.

De acuerdo con sus modelos, una recesión promedio en México dura siete trimestres. A partir de los resultados de la economía en el primer trimestre del año, la institución advierte que la probabilidad de la recesión se debilita ligeramente, pero se mantiene altamente probable en un 85%, aseguró en su reporte BofA Merrill Lynch.

En este contexto el grupo financiero internacional recortó su pronóstico de crecimiento del PIB de México para 2014 que esperan se encuentre entre 2.5% y 3.4% (intervalo de predicción de 50%), con un pronóstico puntual de 3% interanual. Lo anterior como resultado de un crecimiento más bajo a lo esperado en el primer trimestre de 2014, la menor expansión esperada en el primer trimestre en el PIB de EU, y el riesgo derivado de la caída de la producción de petróleo en México.

A pesar de la disminución en su pronóstico, siguen previendo una aceleración substancial en el PIB para la segunda mitad de 2014, dado el dinamismo en el crecimiento de Estados Unidos, un mayor gasto público y una política monetaria laxa en México.

Debido a que los analistas del grupo prevén una aceleración en la economía en la segunda mitad del año, no esperan un recorte a las tasas por parte de Banxico.

En contrapunto, consideran que el siguiente movimiento de las autoridades monetarias será un aumento de tasas en la segunda mitad de 2015, muy probablemente después de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) inicie su ciclo de alza.

Por otra parte, el reporte también prevé que la aceleración en la economía pondrá algo de presión en la inflación subyacente, particularmente para el segundo semestre del presente año.

Los riesgos a la baja para BofA ML son un crecimiento menor a lo esperado en EU (previsto por el grupo con un incremento de 2.5% interanual en 2014); una menor producción de petróleo en México (proyectan que la producción deje de caer); y un impacto menor a lo esperado del impulso fiscal neto para este año.

Cabe destacar que las proyección de crecimiento en 2014 para la economía de México de BofA Merrill Lynch Global Research, se ubica todavía por arriba de lo estimado por las autoridades hacendarias, y que modificaron a 2.7%, así como del consenso de los analistas del sector privado de acuerdo con los resultados de abril de la encuesta que realiza Banco de México.

Lo más seguro, es que varias de las instituciones financieras continúen ajustando sus proyecciones a partir del bajo comportamiento de la economía en el primer trimestre del año.