Operadores, en mira de la Corte por fallas

Cartera 27/02/2013 03:15 Actualizada 09:36

Los usuarios de cuatro de las empresas de telefonía móvil del país (Telcel, Iusacell, Telefónica y Nextel) registraron en 2010 más de 3 mil 500 millones de llamadas caídas o no completadas, que motivaron cuatro acciones colectivas en demanda de indemnización y pago de daños y perjuicios.

Los juicios impulsados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) están en diferentes etapas, pero el más avanzado de ellos, el iniciado en contra de Nextel, llegó a la Corte para su resolución, con el reclamo al máximo tribunal de que se definan mecanismos de defensa de derechos de los consumidores.

En el expediente, al que tuvo acceso EL UNIVERSAL, la dependencia pide a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aplicar las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre el derecho de efectivo resarcimiento de daños y perjuicios causados a los consumidores de este sector, ante la resistencia de las empresas demandadas.

Aunque en el caso de Nextel existe ya una resolución que la obliga a indemnizar a sus usuarios y a pagar un monto adicional no menor al 20% por concepto de daños y perjuicios, se ha trasladado a la Profeco la obligación de acreditar el daño en específico.

La resolución tampoco estableció criterios para definir el monto de las indemnizaciones y el número de usuarios que las recibirían, es decir, si sólo se debe pagar por las llamadas no concretadas o debe reintegrarse a los usuarios la totalidad del servicio que ellos pagaron pese a las interrupciones.

Según datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, incluido en la demanda, en el primer trimestre de 2012 se contabilizaron 95.4 millones de usuarios de telefonía móvil en el país.

La demanda en contra de Telcel esta en proceso, la demanda de Iusacell en apelación de la sentencia, y la de Telefónica está en espera del dictado de sentencia.