Crece en bancos la oferta de hipotecas

Cartera 27/02/2013 03:15 Actualizada 09:39

Si entre sus planes está solicitar un crédito hipotecario para mejorar su calidad de vida y aumentar su patrimonio, debe analizar con detenimiento las diferentes alternativas y condiciones para que su compromiso no se convierta en un viacrucis.

Fernando Soto-Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil, recomendó que antes de optar por un crédito hipotecario revise su presupuesto e identifique (como en el caso de la renta de una casa) el presupuesto que destinará a su hipoteca.

“Para que este proceso se le facilite no debe destinar más de 40% de sus ingresos brutos mensuales a ese concepto”, expresó Fernando Soto-Hay.

Especialistas recomendaron comparar entre tres bancos diferentes las opciones de las hipotecas, ya que podría dejarse llevar por la primera impresión y eso le saldría más caro.

Fernando Soto consideró que elegir la casa de sus sueños debería ser como buscarle escuela a sus hijos; tendrá que ver diferentes opciones en tamaño, precios y tasas de interés y en términos generales, determinar si podrá hacer frente a los compromisos.

Reiteró que deberá dedicarle varios meses a buscar la casa que más de adapte a sus necesidades y agotar hasta la última oportunidad con base a su presupuesto, es decir, “una decisión informada”, dijo.

Abraham Vergara Contreras, académico del departamento de estudios empresariales, de la Universidad Iberoamericana (UI), mencionó que hay diversas instituciones que ofrecen buenas condiciones crediticias.

Una vez que decidió cuál será la casa en la que desea vivir, deberá hacer un esfuerzo mayor y dar un poco más del enganche que le soliciten. Para que no se le haga pesado deberá juntar por lo menos el 20% del valor del inmueble más gastos de escrituración.

Para el Fernando Soto, en el país la forma de contratar créditos hipotecarios es lineal, “la gente se deja llevar por lo que le ofrecen los asesores, es decir, créditos milagrosos que no le permiten ver que hay más allá”.

Un compromiso de esta naturaleza podría tomarle hasta 20 años para que el periodo de tiempo no se le haga una eternidad, por lo que los especialistas conminaron a tomar un financiamiento no mayor a 15 años.

“Aunque implique mayor esfuerzo deberá ser un préstamo que le permita incrementar su patrimonio y que no viva sólo y para pagar su deuda”, comentaron.

Por su parte, Héctor Carrión Aldana, director de Evaluación y Desarrollo Financiero de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), recomendó mantenerse al corriente en sus mensualidades, porque ello le generará beneficios.

Además, aconsejó adelantar mensualidades al finalizar el año, así reducirá el periodo de vida de su crédito, podría optar por pagar el equivalente a dos o tres meses.

Esta acción, insistió, le ayudará a reducir el plazo y el monto de los intereses, aunque aseguró que no es una tarea fácil porque los mexicanos no están acostumbrados a hacerlo.

El directivo invitó a revisar los beneficios que se ofrecen en el mercado, como: la reducción de tasa de interés por cliente cumplido.

Puntualizó que las tasas de interés en el mercado de este tipo de créditos son en promedio de entre el 11% y 11.5% mensual.

El patrimonio de una familia es su casa, por ello deberá analizar todas las opciones en el mercado para optar por el crédito que más se adapte a sus necesidades y presupuesto.