Se reestructura Banco Azteca

Cartera 26/10/2015 03:51 Actualizada 09:20

Hoy, Banco Azteca cumple 13 años de vida en el mercado y redefine su negocio. Afectado por la situación económica que vive Grupo Elektra, la firma ha experimentado el cierre de sucursales y los costos de operar en el segmento bajo de la población en el otorgamiento de crédito.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Luis Niño de Rivera, vicepresidente del consejo de administración de Banco Azteca, aseguró que el cierre de sucursales obedece a una estrategia de mercado, buscando zonas más rentables y en algunos casos han fusionado operaciones para reducir costos.

“Permanentemente estamos evaluando el desempeño de las sucursales. Necesitamos ver resultados por sucursal, en lo que deseamos en número de clientes, de otorgamiento de crédito, de cuentas de captación, en servicios financieros, en medios de pago y no todas se desempeñan igual. Algunas las cerramos aquí y las pasamos a otro lado. En otros sitios donde tenemos sucursales cerca juntamos lo de dos en una y bajamos costos, es algo que hacemos todo el tiempo”, dijo.

Dijo que Banco Azteca tiene 13 millones de clientes y más de 20 millones de cuentas de ahorro y 11 millones de cuentas de crédito. En su opinión, el mejor uso del financiamiento y una mayor educación financiera han favorecido el crecimiento del banco.

“Hemos visto un cambio fundamental en cómo ve la clientela hacer un presupuesto familiar, cuidar el ahorro y entender en dónde están poniendo su dinero. Cómo planean para diferenciar entre un deseo y una necesidad. El uso responsable del crédito ha sido algo muy relevante. La gente de menores recursos entiende que no puede pasarse de lo que puede pagar continuamente en el crédito que pide”, aseguró.

Los números recientes de Banco Azteca no son favorables. Según su reporte financiero del segundo trimestre del año, registró ingresos por 7 mil 894 millones de pesos, 11% por abajo de lo obtenido en el mismo periodo de 2014. En tanto, según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, de enero a junio, el banco cerró 442 sucursales.

La firma cuenta con seis bancos en Centro y Sudamérica, una Afore, una casa de bolsa, dos compañías de seguros así como inversiones en la sociedad de información crediticia Círculo de Crédito. Según Niño de Rivera, ahora la estrategia del banco se enfoca a la época con mejores ingresos para la empresa, el fin de año.

“Esa es la temporada más intensa en cuanto a crédito al consumo. En crédito personal, ahorro y medios de pago, todo eso va bien. Este año será bueno para Banco Azteca y lo que queremos es seguir creciendo la inclusión financiera, abrir más productos y servicios, incursionar en nuevos segmentos, meter más tecnología ya que el mundo bancario va hacia eso más que a la sucursal física y ahí es donde tenemos que enfocarnos”, dijo.

Fitch: Azteca cambia la estrategia. En opinión de Verónica Chao, directora de Instituciones Financieras para México de Fitch Ratings, el brazo financiero de Grupo Elektra ha diversificado su negocio, en busca de aumentar clientes y no depender sólo del aumento de solicitudes de crédito entre la población de bajos recursos.

“Están buscando contener lo que ocurre en el segmento bajo de la pirámide, donde hay una mayor mora en los créditos. Están cerrando sucursales y conteniendo el crecimiento. Sí es un tema de prudencia en consumo y crédito personal”, comentó.

Temas Relacionados
SE reestructura Banco Azteca