Juicio de amparo posterga venta de plantas azucareras

Cartera 25/11/2015 01:30 Actualizada 01:32

El ex propietario de los cinco ingenios azucareros expropiados hace 14 años y aún en poder del gobierno federal, Enrique Molina, logró postergar la venta de dichas instalaciones, al admitir un Tribunal Colegiado una solicitud de amparo y concederle la suspensión provisional.

A pesar de que para esta licitación se recibieron 13 ofertas para los ingenios, que en conjunto se venderían a un precio base de 3 mil 920 millones de pesos, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) informó en el acto de apertura de propuestas y fallo que se “prorrogaría el evento” ante la existencia del procedimiento de amparo, por lo que regresarían los ofrecimientos a representantes legales de los interesados.

Minutos después de cerrar la recepción de ofertas se anunció un receso pues, casi de manera paralela, el Tribunal Colegiado admitió el recurso de queja por el que se aceptó la solicitud de amparo del Consorcio Azucarero Escorpión (Caze) de Enrique Molina, en contra de la venta de los ingenios azucareros.

Por ello, cuando se suponía que la apertura de ofertas iniciaría a las 11:30 horas, Eugenio Blumenkron, director ejecutivo de Comercialización de Activos Financieros y Empresas del SAE, dijo que se tomarían 20 minutos para revisar el asunto de un amparo. Ese tiempo se convirtió en hora y media, cuando por fin se explicó que se prorrogaría el evento.

El problema fue que se ingresó la solicitud de amparo casi a la par a la que se desarrollaba el evento de la venta de los ingenios.

Sin embargo, será en esta semana o en la siguiente cuando se resolverá el asunto, aseveró el director corporativo de Comercialización y Mercadotecnia del SAE, Javier Dorantes.

La venta “está en pausa” pero confió en que en los próximos días se continuará la subasta, tal y como sucedió en junio pasado cuando recibieron siete amparos, por parte de Caze, para evitar la licitación de nueve ingenios, pero el juez negó el amparo y la suspensión provisional.

Dorantes dijo que Enrique Molina considera que debe revertirse la expropiación y, a pesar de que en varias ocasiones ya se resolvió en contra de esa petición, insiste en que se dé un juicio de nulidad.

Sin embargo, el gobierno federal ya indemnizó a los propietarios de los nueve ingenios con una cantidad que osciló entre mil 300 y mil 400 millones de pesos, y es facultad de ellos dar la parte que le corresponde a Molina como accionista.

Demanda del dueño anterior. Se sabe que Enrique Molina, el que fuera dueño de nueve de los 27 ingenios expropiados en 2001 por el entonces presidente Vicente Fox interpuso demandas en contra del proceso de subasta pasado e incluso demandó a los dos empresarios que compraron los cuatro ingenios que se vendieron en junio de 2015.

Los cinco ingenios a licitarse en esta ocasión son El Potrero, por mil 545 millones de pesos; San Miguelito y Plan de San Luis, por mil 140 millones de pesos; El Modelo, por 765 millones y La Providencia, por 470 millones de pesos.

Las instalaciones hacen un total de 3 mil 920 millones de pesos, precio 20% por debajo del que se dio en la licitación pasada, cuando se ofrecieron inicialmente por un monto total de 4 mil 991 millones de pesos.