Se desacelera la inflación, pero no para los pobres

Indicador baja a 6.28% en primera mitad de julio; hogares desfavorecidos enfrentan alza de 6.72%
inflación, México, aumento de precios, INEGI, familias, Banxico
25/07/2017
03:44
TLÁLOC PUGA
-A +A

La inflación en México se desaceleró durante las primeras dos semanas de julio, aunque los hogares de menores recursos resintieron un mayor aumento de precios.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación general fue de 6.28% en la primera mitad de julio de 2017 en comparación con la quincena similar del año pasado.

Este nivel significa una desaceleración frente al incremento de 6.33% alcanzado en la segunda quincena de junio de este año.

Sin embargo, las familias con ingresos de hasta un salario mínimo, las cuales perciben máximo 2 mil 401 pesos al mes, enfrentaron una inflación de 6.72% en la primera quincena de julio, la más alta desde que hay información comparable, a partir de 2011.

Se trata de la tercera quincena consecutiva en que los hogares más pobres enfrentan una inflación mayor que el resto de las familias.

A su vez, los hogares que ganan entre uno y tres salarios mínimos, lo que equivale a entre 2 mil 402 y 7 mil 204 pesos mensuales, resintieron un aumento de precios de 6.55%, también el más pronunciado desde que hay registro.

Hace un año, el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, expresó que la inflación es el injusto y más cruel de los impuestos, de modo que las personas con menos recursos sufren más sus efectos.

En cambio, las familias con ingresos superiores a seis salarios mínimos, es decir, más de 14 mil 407 pesos al mes, enfrentaron un aumento de precios de 6.15%, por debajo de la inflación general de 6.28%, y además significó el menor nivel en las últimas cinco quincenas.

Significa que los mexicanos con más recursos fueron los más favorecidos de la desaceleración de la inflación general.

La inflación también se desaceleró para los hogares que ganan entre tres y seis salarios mínimos, lo que equivale a entre 7 mil 205 y 14 mil 407 pesos, debido a que enfrentaron un aumento de 6.45%, luego de reportar 6.49% en la quincena anterior.

Repuntes. Entre los bienes que más subieron destaca el jitomate, con un repunte de 66.6%, el más pronunciado desde la segunda quincena de febrero de 2016, según el Inegi.

Además, el precio del chile serrano se disparó 58.7% y representó el mayor incremento desde la primera quincena de marzo del año pasado, mientras que el tomate verde aumentó 35.3%; la azúcar, 28.6%; el plátano, 21.7%, y la papa subió 21.4%.

El coordinador de análisis de CitiBanamex, Eduardo González, opinó que la inflación general todavía no alcanza su pico y ascenderá a 6.5% en la segunda quincena de julio, lo que de confirmarse, significará el nivel más alto desde diciembre de 2008.

A su vez, el economista senior de Banorte, Alejandro Cervantes, anticipó que la inflación va a tocar un pico de 6.4% hasta el próximo mes.

Desde que inició el año, la inflación se mantiene por arriba de la cota superior del intervalo de variación del objetivo de Banxico, el cual oscila entre 2% y 4%.

Sin embargo, el banco prevé que la inflación, durante lo que resta del año y en 2018, retome una tendencia convergente hacia 3% y alcance ese nivel hacia el cuarto trimestre de 2018.

Comentarios