La inflación se eleva a 5.62%, la más alta en casi ocho años

Baja en primera quincena de abril no frena su tendencia
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
25/04/2017
02:32
Redacción Querétaro
-A +A

Pese a la baja quincenal en el nivel general de precios al consumidor durante la primera mitad de abril, la inflación anual continuó con su tendencia al alza al ubicarse en su nivel más alto en casi ocho años, de acuerdo con los datos más recientes dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Como ocurre desde 2010, el Índice Nacional de Precios al Consumidor en la primera mitad de abril tuvo un retroceso quincenal, esta vez de 0.15%, ocasionado principalmente por la baja en las tarifas eléctricas de verano. Pese a lo anterior, la variación anual de la inflación se ubicó en 5.62%, su nivel más alto desde junio de 2009.

“El índice de precios se mantiene al alza en el año, a pesar de que este mes, como sucede usualmente, entró en vigor el subsidio en tarifas eléctricas para algunas entidades. El comportamiento es explicado por la dinámica mostrada por el alza de las mercancías en respuesta al efecto traspaso del tipo de cambio y efectos secundarios de mayores precios en los energéticos”, explicó Alejandro Saldaña, analista económico de grupo financiero Ve por Más.

La reciente dinámica de la inflación lleva a anticipar que el costo de la canasta básica seguirá mostrando incrementos a lo largo del año, en menoscabo del poder adquisitivo de amplios sectores de la población, agregó.

Además, este repunte de la inflación desalentará el consumo de las familias mexicanas, que se había constituido en uno de los principales motores de la economía.

Además del retroceso quincenal de 13.36% en las tarifas eléctricas, otros bienes y servicios con precios a la baja que contribuyeron a la disminución de la inflación en la primera mitad de abril fueron el gas doméstico LP, con un retroceso de 3.07%; tomate verde, con baja de 8.75%; gas doméstico natural, 5.67%; cebolla, 4.03%; gasolina de bajo octanaje, 0.12%; limón, 2.63%; carne de cerdo, 0.50%; servicios de tintorería, 2.41%; y papa, 1.72%.

Por el contrario, los productos cuyos precios reportaron aumentos en la primera quincena de abril fueron el pollo, con un alza de 2.25%; loncherías, fondas, torterías y taquerías, 0.54%; servicios turísticos en paquete, 3.62%; leche pasteurizada y fresca, 0.88%; automóviles, 0.39%; vivienda propia, 0.08%; jitomate, 4.08%; aguacate, 5.83%; y chayote, 17.71%.

El Índice de Precios Subyacente, que no incluye los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, tuvo un aumento quincenal de 0.26%, para alcanzar un crecimiento a tasa anual de 4.76%. En su interior, los precios de las mercancías lograron un crecimiento anual de 6.06%, afectadas por un incremento en los insumos de los productores, algunos de estos provocados por el proceso de liberalización de los precios de los energéticos, mientras que las alimentarias y no alimentarias mostraron tasas de 6.78% y 5.45%, respectivamente. Estas últimas todavía se vieron afectadas por el efecto traspaso del tipo de cambio.

Por su parte, el componente no subyacente logró un crecimiento de 8.32% a tasa anual, explicado por el comportamiento de los energéticos, los cuales se ubican en un nivel 15.72% por encima del año previo derivado de la liberalización de los precios de la gasolina, y a pesar de la baja quincenal en las tarifas eléctricas y del gas natural, el gas LP y la gasolina de bajo octanaje en la primera mitad de abril.

Por otro lado, los productos agropecuarios mantienen un repunte, logrando su mayor crecimiento (2.7% anual) en seis quincenas, aunque el subcomponente de frutas refleja todavía modestas tasas de crecimiento (0.73%), a pesar de la notable variación quincenal que productos como el jitomate (4.1%) y el aguacate (5.8%) tuvieron en los primeros quince días del presente mes.

A futuro, Francisco Flores, analista económico de Banorte-Ixe, considera que la inflación seguirá siendo afectada por el incremento y liberalización de los precios de la gasolina, así como por los efectos de segundo orden derivados del mayor traspaso de la depreciación del tipo de cambio y del incremento de los energéticos a precios. Con estos datos, el especialista prevé que el índice general de precios cierre 2017 en 5.7%.

 

Comentarios