Fusión cuesta 125 millones de dólares

Cartera 25/02/2013 09:54 Actualizada 09:54

Grupo Cinemex, S.A. de C.V. y Cadena Mexicana de Exhibición, S.A. de C.V. desembolsarán aproximadamente 125 millones de dólares (md) para adquirir 31 complejos cinematográficos y 290 salas, propiedad de Cinemark Holdings.

Durante un webcast abierto y público en donde se dieron a conocer ante analistas, los resultados del cuarto trimestre del 2012 de Cinemark Holdings, Robert Copple, director ejecutivo de finanzas (CFO, por sus siglas en inglés), de la firma de entretenimiento, reveló detalles adicionales de la operación.

“El precio en el que estamos cerrando esta operación necesita de algunos ajustes y condiciones, pero podría ascender a 125 millones de dólares aproximadamente”, respondió Copple al analista de JP Morgan, Townsend Buckles durante la referida conferencia electrónica.

El pasado viernes 15 de febrero la compañía Cinemark Holdings emitió un comunicado fechado en Plano, Texas, anunciando la venta sin dar más detalles de la misma, ahora se sabe, a decir del CFO de Cinemark que los primeros acercamientos fueron de parte del equipo de Cinemex propiedad de Germán Larrea.

Recomposición del mercado

Tras el anuncio, diversas voces han surgido en el medio empresarial mexicano relacionado con las salas de cine y en general con la industria de la pantalla grande, hay quienes alertan sobre la posible formación de un duopolio controlador, y hay también quienes aplauden la decisión del empresario Larrea.

Luis Gabriel Zaldivar, director del departamento de mercadotecnia y negocios internacionales del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, dijo que esta posible adquisición se puede analizar desde dos puntos.

“Hay dos lecturas una positiva y otra no tanto, la positiva está en el reconocimiento a Grupo México, a los empresarios mexicanos, que logran comprar una cadena de cine que no era totalmente de inversionistas mexicanos, lo que no me parece tan positivo es la concentración que van a tener entre Cinépolis y Cinemex de salas de cine, contra el resto de cadenas”, alertó.

Distinguió sin embargo entre el duopolio televisivo actual que impera en México y las empresas de cine, dijo que se convertirían en un ente muy grande, existen otras cadenas exhibidoras tanto públicas como privadas que harían un balance que no existe en la televisión.

Hizo referencia a declaraciones de varios productores del cine nacional que el profesor ha escuchado, en el sentido de que ahora les será más difícil que nunca proyectar y colocar sus películas, y por ello no ven un escenario positivo, “hay que estar muy pendientes, el negocio no se ha cerrado en esta negociación juega también la comisión de competencia, no nos adelantemos”, concluyó.

Federico de la Garza, director general para México de Motion Pictures Association, asociación que representa los intereses de los 6 principales estudios y distribuidoras de Hollywood, Paramount Pictures Corporation, Sony Pictures Releasing International Corporation, Twentieth Century Fox International Corporation, Universal International Films, Inc. y Warner Bros Pictures Inc, dijo que la noticia para ellos es muy buena.

Consideró que cualquier inversión que se haga en la industria es positiva, “sobre todo porque una empresa mexicana, está adquiriendo una porción de una estadounidense, está adquiriendo un compromiso con la sociedad de atender a un mercado ya de por sí competitivo”.

Descartó que se vayan a dar actos de colusión ya que dijo, ésta se puede dar cuando hay dos o cuatro u ocho jugadores.

“Estoy cierto que no se dará un duopolio, yo creo que Cinemex establecerá estándares orientados a mercados que hace falta cubrir, nos hacen falta cines en ciudades medianas de menos de 100 mil habitantes, hay mucho mercado todavía por descubrir, actualmente hablamos de dos asistencias al cine per cápita del total de la población”, subrayó.

“Este sector de la industria cinematográfica creció en 2011, 8.3% y en 2012 casi 11%, si tu haces una buena película con dos o con 50 exhibidores la van a colocar, en México no esta prohibido invertir en salas de cine el que quiera puede abrir salas de cine”, concluyó.

Para el especialista Gabriel Sosa Plata el anuncio es una mala noticia, hizo referencia a un estudio elaborado en 2010 por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), denominado, La industria cinematográfica en México y su participación en la cadena global de valor.

En éste se advierte que el crecimiento de las salas de exhibición de cine en México ha ido de la mano de una concentración de este sector. “Las salas de exhibición en México están actualmente concentradas en ciudades, y solamente 20% de la población con mayores ingresos asiste con regularidad al cine”. Apuntó que esta concentración ha sido uno de los factores adversos para el cine nacional.