Deja gripe aviar pérdidas por 9 mil 500 mdp

Cartera 24/10/2012 13:27 Actualizada 13:30

Jaime Crivelli Espinoza, Presidente de la Unión Nacional de Avicultores, criticó que se haya minimizado el impacto en el precio del huevo y deslindó a su organización de la ola especulativa que llevó el kilogramo hasta los 40 pesos.

Sin embargo, informó que la gripe aviar causó pérdidas al sector por 9 mil 500 millones de pesos.

"Los daños generados por el brote que provocó el sacrificio de 22.3 millones de aves de postura, asciende a nueve mil 500 millones de pesos", informó en la residencia oficial de Los Pinos, donde el Presidente Felipe Calderón confirmó esta mañana el control de la crisis.

El avicultor precisó que los daños incluyen el sacrificio de aves, despoblación, repoblación, pérdida de empleos y enormes volúmenes de insumos demandados, entre muchos otros indicadores.

Crivelli Espinoza aseguró que desde que se declaró alerta sanitaria a los municipios de Tepatitlán y Acatic, en la región de Los Altos de Jalisco, la Unión Nacional de Avicultores estableció contacto con las autoridades Federales y estatales con el objetivo de reaccionar rápido y atender de inmediato el problema.

"No obstante la manera en que se enfrentó el brote de la influenza aviar, los daños que dejó en la industria avícola nacional, particularmente en las zonas de los Altos de Jalisco, han sido cuantiosos", afirmó Crivelli.

"Este problema ha sido catalogado como el más grave en la historia de la avicultura a nivel mundial en aves de postura", explicó. Recordó que en Jalisco produce el 55% del total de la producción de huevo en el país.

"De ahí, que la afectación al abasto haya sido significativa y, por ello, el aumento del precio del alimento en el mercado nacional e internacional", acotó.

El directivo de los avicultores del país expuso que "cabe decir que el diagnóstico inicial de la fluctuación a la producción de huevo, derivado del brote de influenza, no fue el más adecuado, ya que se minimizó el impacto que éste tendría en el mercado nacional".

Además, "los avicultores y productores de huevo en nuestro país, jamás participaron ni promovieron una práctica especulativa buscando incrementar el precio del huevo".

Crivelli afirmó ante Calderón que, "por el contrario, fueron los propios avicultores quienes intentaron mitigar al máximo el problema del encarecimiento del precio del huevo, ya que el mayor volumen de las importaciones totales de huevo fresco, que oscilan entre las nueve mil 800 toneladas del producto, fueran realizadas por nosotros mismos".

El dirigente de los avicultores añadió que "nuestros estudios indican que el consumo per cápita de huevo en México bajó de 22.4 a 20.8".

Aun así, prosiguió, "continuamos siendo el primer consumidor de huevo. Aún con todo, el sector avícola mantiene firme su compromiso con las familias mexicanas y nunca dejó de producir huevo".

Para Crivelli, "los esfuerzos han hecho de los productores, han sido verdaderamente muy grandes para absorber las perdidas y, al mismo tiempo, continuar con su misión de enviar huevo fresco a los establecimientos comerciales a través de las inversiones que buscan mejorar la competitividad de la industria y la alimentación de los mexicanos".

"Señor Presidente, agradecemos el apoyo que su Administración ha destinado a nuestra industria.

Sin embargo, requerimos de esquemas adicionales de financiamiento a tasas preferenciales para que nuestro sector se recupere con mayor celeridad", dijo Crivelli.

"Hoy comprobamos que la importancia de la industria avícola en general, es mucho mayor de lo que se pensaba, y que el valor del huevo como alimento básico en la dieta de millones de familias mexicanas como una fuente importante de proteína, es muy alto, declaró.

En el mismo acto, Calderón dijo que el huevo alcanzó "precios exorbitantes" de 30 y hasta 40 pesos, pero que lleva 7 semanas a la baja y que apenas el fin de semana estuvo a 24 pesos, pero se van a mantener las medidas para que baje más su precio.