Gastan 4 mdp para reponer señaléticas

Cartera 24/06/2014 00:15 Actualizada 03:30

Anualmente se gastan hasta 4 millones de pesos para la compra y reposición de señalética que es robada en las carreteras y caminos estatales, indicó el coordinador general de la Comisión Estatal de Caminos (CEC), Javier Oropeza Rojas.

Afirmó que la problemática en el robo de señalización en las carreteras y caminos de jurisdicción estatal continúa pese a las continuas inspecciones y recorridos de la policía estatal.

Enfatizó: “Eso no ha terminado, constantemente estamos revisando, la policía estatal se ha aplicado en ese asunto y ha disminuido el robo, pero entre robos y accidentes nosotros tenemos que estar continuamente para rehabilitar estos señalamientos”.

Se calculan alrededor de 4 millones de pesos invertidos para atender este tipo de incidencias, aseveró, y dijo que las carreteras de zonas apartadas son donde se registran mayores casos de este tipo de vandalismo, el grafiti también es considerado otro factor que daña las señales de las carreteras estatales.

Recordó que el techo financiero que en este año la Comisión Estatal de Caminos maneja es de 36 millones de pesos, para la conservación y mantenimiento de vialidades estatales. A la fecha se han invertido 60% de estos recursos.

Acciones preventivas por lluvias

Al referirse a la temporada de lluvias afirmó que se han realizado acciones preventivas para evitar incidentes y, hasta la fecha, se ha logrado mantener un saldo blanco en lo que se refiere a las carreteras y caminos de su jurisdicción.

“Nosotros como les he mencionado hemos trabajado a lo largo del año para prevenir, para que las carreteras estatales estén en buen estado, no hemos tenido mayor afectación y no hemos tenido contingencias, por el momento el saldo es blanco”, aseguró.

Las carreteras más vulnerables, dijo, son: la carretera 300 a la altura de Santiago Mexquititlan y la carretera 500 a la altura de los parques industriales.

Negó el hecho de que hasta el momento se hayan registrado derrumbes en la zona serrana y afirmó que actualmente se cuenta con dos brigadas fijas para monitorear esa área y cerca de 15 equipos con la maquinaria adecuada para enfrentar cualquier contingencia.

“Las carreteras estatales se mantienen bien, aunque sabemos que sobre todo las carreteras municipales son vulnerables a este tipo de deslaves y derrumbes (...) en el municipio de Tequisquiapan, prácticamente junto al estado de Hidalgo retiramos una piedra que estaba en peligro de caerse, precisamente estamos monitoreando ese tipo de situaciones”, indicó.