AICM requiere 27 mdd para recibir Airbus A380

Cartera 23/10/2012 12:35 Actualizada 12:35

El Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) requiere invertir unos 27 millones de dólares para que pueda recibir al Airbus A380, considerado el avión comercial más grande del mundo.

De acuerdo con datos proporcionados por el aeropuerto capitalino, dicha inversión para ampliar las pistas de la terminal supera por mucho a la estimada por el fabricante, que mencionó para ello una inyección de capital de hasta seis millones de dólares.

El AICM expuso que en algún momento ha tenido pláticas con representantes del fabricante europeo, pero no se ha llegado a ninguna negociación para que en el corto o mediano plazos ese avión llegue a dicho aeródromo.

"Esto no significa que no estemos interesados en que llegue, estamos interesados en que avancen las pláticas", dijo la fuente.

La semana pasada, el vicepresidente Ejecutivo para América Latina y el Caribe de Airbus, Rafael Alonso, dijo que estaban en pláticas con las autoridades del AICM para dar a conocer los requerimientos de operación de ese avión.

Y es que conforme a su reciente Proyección Global de Mercado (GMF), dicha aeronave podría arribar también al aeropuerto de Cancún, de donde saldría al igual que de la terminal capitalina a París, Madrid y Frankfurt.

A casi cinco años de realizar su primer vuelo comercial y con 257 pedidos de 20 clientes, la flota de A380 realiza unos 100 vuelos diarios y transporta a un millón de pasajeros cada mes.

Con capacidad para transportar de 400 a más de 800 pasajeros, "es una solución esencial para un crecimiento sostenible, ofreciendo más por menos, y aliviando la congestión del tráfico aéreo al transportar más pasajeros en un menor número de vuelos y con un costo menor", argumentó.

El fabricante explicó que el Boeing 747-400 consume 20 por ciento más de combustible por asiento que el A380, lo que permite a los operadores incrementar su capacidad en igual porcentaje sin disparar los costos.

Además, es más silencioso, pues genera sólo la mitad de ruido que el de la competencia en el despegue, y de tres a cuatro veces menos ruido en el aterrizaje con 40 por ciento más de pasajeros.

En la actualidad, las aerolíneas de la región Asia-Pacífico y Medio Oriente son las únicas que utilizan dicho aparato.

En esta última, el fabricante registra un total de 110 pedidos y 23 entregas con igual número de aviones en operación, siendo las firmas Emirates, Etihad Airways y Qatar Airways, las que utilizan y operan la aeronave. En Asia, la empresa europea tiene 93 pedidos y 43 entregas.