“Hay muchas falsedades y mitos sobre el acuerdo”

Cartera 22/10/2015 01:37 Actualizada 10:36

El gobierno mexicano se comprometió a eliminar aranceles a 77% de los productos que se agrupan en las más de 12 mil fracciones arancelarias, y hasta el año 15 es cuando se va a eliminar el restante 23%, según se definió en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés); a cambio, logró que los 11 países socios hagan lo mismo con 90% del universo arancelario, explicó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el funcionario aseveró que hay mucho mito y falsedad en torno al convenio; además, negó que se haya pactado en secreto el tratado, lo que pasó, fue que “en ninguna negociación se pueden subir los textos que están encorchetados (sin concluir)”, pero en dos o tres semanas se darán a conocer documentos en español, porque “mi obligación de transparencia empezó el 5 de octubre” pasado cuando concluyó el TPP.

Advirtió que “nunca se puso sobre la mesa una propuesta que no haya sido consensuada” con el sector privado mexicano y, agregó que “si algo de lo que yo dije no está reflejado en la letra del Acuerdo, tendrán derecho a reclamarme” los sectores productivos.

Guajardo Villareal confío en que lo negociado en el TPP no afectará a los sectores industriales del país, incluso se lograron mayores beneficios para algunos sectores como para los productores de arroz, un producto al que se le iba a eliminar el arancel y, finalmente tendrá 10 años más de protección.

Explicó que hubo mil 100 reuniones con los sectores productivos de manera que se tomaron en cuenta las opiniones y los requerimientos de ellos.

“Lo que si hice es que nunca puse en la mesa una propuesta que no estuviera consensuada con el sector privado, hubo mil 100 reuniones con productores de cerdo, lácteos, calzado, textiles, azúcar todos los sectores se consultaron. Y nunca se puso una oferta hasta las 5 de la mañana del —día en que se concluyó la negociación— 5 de octubre que no haya sido platicada, con equilibrios necesarios”.

Combaten piratería por internet. En propiedad intelectual, uno de los sectores de mayor preocupación, dijo que el período de patentes no se extiende más allá de 20 años; para farmaquímicos no se aceptó protegerlos por 12 años como pedía Japón, sino que se llegó a una media de ocho años.

“Mi posición era acercarme a un equilibrio de negociación en el que tengo en equilibrio a los productos genéricos y a los de patente”, dijo.

Se incluyó una cláusula para tener acceso a fórmulas en cualquier momento, de manera que al día siguiente de que se acaba una patente, una firma de genéricos puede lanzar su versión de un fármaco antes protegido.

“La negociación nos llevó a un punto medio, ni dar en exceso derechos a patentes ni tan poquitos que impidan el desarrollo o la innovación”.

México logró que no se diera una extensión de patentes cuando se retrase un procedimiento para protección intelectual, ya que la autoridad mexicana cuenta con un sistema reconocido a nivel mundial que no alarga trámites.

Para contenidos de internet se acordó en el acuerdo que si un autor ve que su producto se subió a la red sin pagarle regalías se notificará al gobierno y será el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y el Instituto Federal de Telecomunicaciones los que definirán procedimientos para bajarlos.

En los derechos de autor, México mantendrá su protección por 100 años, mientras que los demás países otorgarán 70, lo que llevará a Japón a aumentarle 20 años a su legislación, porque sólo reconoce 50. Pero, como el incremento de años lo hará Japón y otros dos países en un plazo de 10 años, en reciprocidad, el gobierno mexicano les otorgará la misma cantidad que den hasta llegar a la cantidad acordada.

En 15 años se eliminan aranceles. En la negociación México logró que los países socios eliminen aranceles al 90% del universo arancelario de manera inmediata; el restante 9% se hará a cinco o 10 años y se deja un acceso restringido a 1%de las fracciones arancelarias, afirmó el secretario.

El gobierno se comprometió a retirar 77% de los aranceles inmediatamente después de la entrada en vigor del TPP. En el mediano plazo 3% y 19% de las 12 mil fracciones arancelarias en que se clasificaron los productos se les eliminará el arancel en 10 o 15 años.

Los productos mexicanos que accederán más rápido son autos, aeroespacial, dispositivos médicos, equipo electrónico, cosméticos, juguetes, tequila, mezcal y cerveza, cerdo, entre otros.

Se protegió a los sectores de lácteos, queso, mantequilla y leche en polvo. Vehículos pesados, arroz, café; atún y sardinas que mantendrán el arancel hasta el año décimo; y, textil y vestido que se liberan a 16 años.

Para evitar que productores fuera del TPP se beneficiaran del acuerdo, se buscó un contenido nacional que protegiera a los sectores, aunque en ocasiones “costó sangre”, se obtuvo para vehículos un contenido regional de 45% —es decir, que el porcentaje de materia prima, equipo y mano de obra incluido en el bien debe ser originario de países que integran el bloque.

En electrodomésticos se consiguió 45% de contenido regional; en calzado se logró integración de 55% y se exige que la parte superior del calzado tiene que hacerse en la región; en textil-vestido se obliga a que los productos que se exporten y que quieran tener preferencias comerciales entre los 12 países del TPP tendrán que incluir material de la región, a menos de que haya desabasto en la región.

Guajardo Villareal dijo que fue difícil la negociación del contenido nacional para autos e incluso se tuvo que amenazar que México se saldría del Acuerdo si no se cambiaba el porcentaje que Estados Unidos y Japón negociaron en 30%, ya que no consultaron a todos los países involucrados en el convenio.

Temas Relacionados
“Hay muchas falsedades y mitos”