Pagamos platos rotos de anterior gestión

20/11/2015
03:04
-A +A

Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, afirmó que su gobierno está pagando los platos rotos de la mala administración de su antecesor Guillermo Padrés, quién condonó impuestos a varias empresas que auditó el Servicio de Administración Tributaria (SAT); sin embargo, se van a tomar medidas legales para castigar a los responsables.

“Esto era el colmo, después de descubrir todo lo que hasta ahora saben. Estas irregularidades se descubrieron por medio de auditorías a empresas relacionadas con el gobierno pasado: se trata de socios, amigos y familiares directos del ex gobernador Padrés”, dijo la mandataria en entrevista radiofónica con el periodista Carlos Loret de Mola.

Criticó que a la actual administración de Sonora se le van a cobrar 64 millones de pesos de multas por los delitos del gobierno anterior. A la fecha no se sabe sobre el paradero del ex gobernador.

 

Interpondrán denuncia. El procurador fiscal del gobierno de Sonora, Gerardo Avitia Encinas, dijo que la determinación del SAT de suspenderle facultades a la entidad en materia de fiscalización obedece a irregularidades que se detectaron en la administración estatal que encabezó el ex mandatario Guillermo Padrés.

El funcionario explicó que el gobierno del estado debe reintegrar 74 millones de pesos al SAT por estímulos percibidos por realizar el cobro y auditoría a contribuyentes de impuestos federales como IVA e ISR.

Como sanción, la entidad va a deja de percibir alrededor de 25 millones de pesos que pudieron ingresar en el periodo del 20 de noviembre al 31 de diciembre por ese concepto.

El SAT sancionó al gobierno del estado por incumplir el Convenio de Coordinación Fiscal al permitir “auditorías amañadas” en el transcurso de la pasada administración, lo cual investiga la dependencia federal, detalló Avitia Encinas. “Esto va a traer consigo una repercusión económica que va a impactar de forma negativa en la prestación de servicios en rubros como salud, educación y seguridad pública. Es una preocupación para la gobernadora Claudia Pavlovich, de que este tipo de acciones que se están ejerciendo traigan consigo afectaciones económicas”, señaló.

El procurador fiscal sonorense adelantó que van a presentar ante la Contraloría General de la entidad una denuncia de hechos con la finalidad de que se emitan las resoluciones que determine la responsabilidad administrativa a todos los servidores y ex servidores que actuaron indebidamente, y en su momento se presentarán las denuncias penales ante la Fiscalía Especializada en Hechos de Corrupción para que se proceda en consecuencia.

Reforzarán medidas de control. Gerardo Avitia Encinas señaló que por instrucciones de la gobernadora, y del Secretario de Hacienda local, Raúl Navarro Gallegos, a partir de que se retomen las facultades de fiscalización el 1 de enero de 2016, se van a reforzar las medidas de control para que una situación de esta naturaleza no vuelva a afectar a los sonorenses. (Con información de Amalia Escobar, corresponsal)