Fusiones, receta contra las crisis

Cartera 20/11/2012 01:13 Actualizada 09:29

Las fusiones y adquisiciones han sido desde el siglo antepasado dos de las estrategias de negocio más utilizadas por las grandes firmas globales para su expansión, crecimiento e incluso supervivencia, de acuerdo con expertos entrevistados por EL UNIVERSAL.

Simplemente en este año, el ranking anual de Thomson Reuters sobre las fusiones y adquisiciones más relevantes, da cuenta de cuatro relacionadas con grupos mexicanos que representan movimientos por casi 24 mil millones de dólares. La más sobresaliente fue la de Anheuser-Bush In Bev por 50% que no poseía del Grupo Modelo, un negocio de 20 mil 100 millones de dólares.

Dicha adquisición fue autorizada a mediados de noviembre por la Comisión Federal de Competencia (CFC), cuyo titular es Eduardo Pérez Motta, refirió que “cuando estás en un esquema global se debe entender que muchas empresas de tu país van a comprar empresas en otros países y viceversa”

La lista de adquisiciones relevantes incluye a Santa Clara, empresa lechera nacida en Hidalgo, que fue incorporada al portafolio de la filial de The Coca Cola Company, Jugos del Valle, por 200 millones de dólares.

Otra fue la de Comerci que vendió a la global Costco Wholesale, en Seattle Washington, sus acciones de Costco de México por 760 millones de dólares más un dividendo de 341 millones de dólares.

A principios de noviembre Sherwin Williams, la mayor productora de pinturas de Estados Unidos, anunció la compra del Consorcio Comex, por 2 mil 340 millones de dólares incluyendo pasivos. Comex cuenta con más de 3 mil tiendas en todo el país, las cuales se sumarán a las 135 que tiene Sherwin Williams en México.

Otro caso es el de Gruma, que como se sabe, el empresario mexicano Fernando Chico Pardo, principal accionista del Grupo Aeroportuario del Sureste, ofreció comprar la participación que ADM tiene en Gruma de 23.2%.

Sin embargo, se supo que la familia González, controladora de la firma harinera anunció que compraría ese 23.2% de ADM en 400 millones de dólares.

Las primeras compras

En México, las primeras fusiones y adquisiciones registradas formalmente, se dieron en los últimos 20 años del porfiriato bajo la administración del entonces secretario de Hacienda, Crédito Público y Comercio, José Yves Limantour, dijo el economista Arturo Ríos.

Pero fue hasta la segunda mitad del siglo XX y al término de la Segunda Guerra Mundial cuando la recomposición geopolítica y económica, permitió a las empresas expandirse fuera de sus territorios comprando o fusionando con otras compañías, explicó Ríos.

“En 1986, México dio el primer paso para exponer a sus empresas a adquisiciones y fusiones con la entrada al Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés) y a la Organización Mundial de Comercio (OMC). Los empresarios nacionales vieron la oportunidad de expandirse si se aliaban con empresas internacionales.

Clasificación

“Se entiende por fusión cuando dos o más empresas o compañías deciden unir sus patrimonios y formar una nueva empresa. Una adquisición en cambio se da cuando una empresa compra acciones o activos de otra suficientes para tomar el control de la compañía sin necesidad de fusionar sus patrimonios”, dijo Ríos.

“Las fusiones se clasifican en fusión horizontal que se da entre dos o más empresas del mismo sector con líneas y portafolios de productos iguales o similares y la vertical que es cuando el proceso se lleva a cabo entre dos empresas de distintos niveles de la cadena productiva”, abundó.

“La fusión por conglomerado, se da cuando se piensa en el crecimiento y eficiencia entre dos compañías no relacionadas entre sí, la finalidad última de las empresas es crecer, expandirse o no desaparecer, es decir, crear valor”, subrayó.

AL y México

De acuerdo con el IE Business School en colaboración con TTR (Transactional Track Record) sobre la actividad en el mercado de fusiones y adquisiciones en Latinoamérica, en el primer trimestre de año se realizaron cerca de 333 operaciones, entre cerradas y anunciadas.

El informe enviado a EL UNIVERSAL por el instituto de negocios, considerado como la segunda mejor escuela de finanzas en el ranking de Masters in Finance del Financial Times, y que imparte la materia especializada en fusiones y adquisiciones, “las operaciones referidas suponen un incremento de 14% respecto a los tres últimos meses de 2011”.

En el país hay apetito

Además, siguiendo la tendencia de los meses anteriores, Brasil ha sido el país en el que más operaciones se han registrado, alrededor de 218, seguido por Chile con 44, y México con 34.

En nuestro país, indica el reporte de IE Business School, la japonesa Mitsubishi Corporation adquirió 67% del capital del parque eólico situado en México, Energía Eólica Mareña, a Femsa y Macquarie Capital Fund. El importe de la operación asciende a mil millones de dólares.

De acuerdo con la medición de confianza desarrollada por Ernst & Young conocida como Barómetro de Confianza del Capital, 29% de las compañías mexicanas encuestadas mostraron intención de hacer una adquisición en los próximos 12 meses. Se estima que se moverá en 2012 unos 15 mil millones de dólares, mil 500 millones más que el año anterior.

Este estudio basado en la opinión de mil 500 ejecutivos de 50 países, arrojó que el 50% de las compañías mexicanas consultadas cuenta con flujos suficientes para crecer por medio de fusiones y adquisiciones este año, en comparación con el 43% a nivel global.

En tanto, Luiz Ferezin, director general de Accenture en México, señaló que “se deben continuar persiguiendo las oportunidades de fusiones y adquisiciones más adecuadas a su negocio, fortalecer sus capacidades de integración post-fusión y enfocarse en conservar al mejor talento de las organizaciones adquiridas”.